Con su carisma y fortaleza, un niño de 4 años de edad se ganó el corazón del condado de Henderson, Carolina del Norte, pero recién perdió la batalla contra el cáncer.

El menor había capturado el corazón de la Oficina del Alguacil del condado y de la comunidad en general disfrazado de Batman.

Jax Warren era hijo del sargento Jordan Warren.

Un fuerte cáncer

Había estado luchando contra una forma agresiva de cáncer desde agosto, cuando le diagnosticaron un tumor en la columna a los 3 años de edad.

Pero el niño que amaba a Batman tenía muchos superhéroes de su lado y nunca luchó solo.

La comunidad apoyó al joven organizando numerosos eventos de recaudación de fondos WeAreJaxStrong y ofreciendo oraciones y apoyo.

Más de 3 mil 400 personas siguen la página de Facebook de JaxStrong y una campaña de GoFundMe recaudó más de 50,000 dólares mientras la gente brindaba su apoyo a la familia.

El mismo Batman incluso visitó a Jax.

A short time ago Jax Warren lost his valiant battle with cancer. Words cannot express the loss we feel as Jax was truly...

Publicado por JaxStrong en Lunes, 1 de marzo de 2021

Unía a la comunidad

El pequeño Jax Warren tenía la capacidad de unir a las personas como nadie más, y mostró la fuerza de la familia de la Oficina del Alguacil.

“Hace poco tiempo, Jax Warren perdió su valiente batalla contra el cáncer”, dijo el alguacil Lowell Griffin en una publicación de Facebook.

“Las palabras no pueden expresar la pérdida que sentimos, ya que Jax era realmente parte de la familia de la Oficina del Sheriff”, abundó.

"Como su alguacil, quiero agradecerle humildemente por el honor y el privilegio de servir a esta gran comunidad y le pido que continúe manteniendo a toda la familia del sargento Jordan Warren y la oficina del alguacil en sus oraciones".

Cuando se compartió la publicación de Facebook el lunes 1 de marzo por la noche, la comunidad se reunió rápidamente una vez más, esta vez para ofrecer sus condolencias.

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario