Una mascarilla nunca es suficiente, por eso ha surgido el “multimasking”, la rutina facial que debes probar.

Las mascarillas son un básico en el cuidado facial. Su uso beneficia al cutis gracias a sus ingredientes activos que absorben el exceso de grasa, hidratan, matifican, disminuyen las rojeces y reafirman. Pero no todo es perfecto ya que una sola mascarilla no puede combatir todos los problemas de la piel. Por eso ha surgido el “multimasking”

Esta es una técnica de belleza que consiste en usar dos o más mascarillas en distintas zonas del rostro para tratar las áreas de manera específica. Las necesidades del cutis van cambiando de acuerdo a las condiciones del clima, a las estaciones del año y hasta cambios hormonales.

Dado que todas las zonas del rostro no tienen las mismas necesidades, especialmente las pieles mixtas, aplicar distintas mascarillas hace mucho sentido. Utilizar una mascarilla en la zona T para purificar, mientras usar una humectante en la zona de las mejillas. Al combinar distintas mascarillas faciales, le damos a la piel el cuidado que necesita. Esta técnica permite un tratamiento más personalizado y más eficaz.

Analiza tu cutis y sus necesidades

Empieza por analizar tu cutis por áreas para poder elegir los productos específicos que necesiten. Divide tu piel en zonas: las que tengan exceso de grasa, las deshidratadas, las que tengas necesidad de reafirmar, las que estén irritadas y las que presenten líneas de expresión.

Una vez localizadas las necesidades de tu cutis elige las mascarillas que necesitarás para tu tratamiento. Escoge entre la gran oferta de mascarillas en el mercado: limpiadoras, purificantes, nutritivas, hidratantes, antioxidantes, iluminadoras, revitalizantes, reafirmantes, etc.

Aplica zona por zona

Aplica con cuidado las mascarillas por zonas. Por ejemplo, aplica la matificante en la zona T, la hidratante alrededor de la boca y mejillas y la reafirmante alrededor de la zona de los ojos. Puedes aplicarlas con tus dedos o con una brocha.

Realiza distintas combinaciones, dependiendo de las necesidades de tu cutis. Las posibilidades son muchas y dependen de cada persona. Se recomienda el “multimasking” una vez por semana para notar una diferencia en la apariencia del cutis.

Paulina Martinez

Escritora de profesión y vocación. Especialista en temas de estilo de vida, blogger y amante de los viajes. pmartinez@lanoticia.com

Leave a comment