Raleigh- El 28 de octubre de 2016 se cumplió un año de la entrada en vigencia de la ley estatal HB 318, una normativa que, entre otras cosas, prohibe la matrícula consular como identificación ante los organismos gubernamentales. Además, también restringe a las ciudades y condados aprobar ordenanzas que limiten la colaboración entre las agencias del orden local y estatal con inmigración.

Luego de un año, las consecuencias en la tramitación de matrículas consulares y pasaportes mexicanos se sintieron. Según datos obtenidos por La Noticia, el Consulado General de México en Raleigh experimentó una disminución en la expedición de ambos documentos. Fue así como del el 1ro de octubre del 2014 al 30 de septiembre del 2015, tramitaron 40,033 matrículas consulares y 51,114 pasaportes; mientras que durante el mismo período, pero entre el 2015 y 2016; expidieron 21,737 matrículas y 42,883 pasaportes; es decir cerca del 50% y 17% menos, respectivamente.

Aunque la cónsul general, Remedios Gómez Arnau no aseguró tajantemente que fuera debido a la ley, sí consideró que pudiera haber sido una factor determinante.

Ley antiinmigrante

Por su parte, los grupos comunitarios recalcaron que si bien no habían escuchado de casos donde los derechos civiles de los mexicanos o de los latinos hubieses sido violados debido a la HB 318, enfatizaron que la principal consecuencia de la ley fue la generalización de un mensaje “racista y de odio incitada por el gobernador y los legisladores republicanos”.

“Sí, hubo un impacto”, dijo a La Noticia, Carmen Rodríguez, del grupo Sí a las Licencias. “Hacer creer que el ser indocumentado es algo que se contagia y que está asociado con criminal. Esta ley fue un estandarte para el gobernador McCrory, quien fomentó el racismo en el estado”, apuntó.

Efectos positivos

Pero no todo ha sido negativo, acorde con Rodríguez “debido a esta ley, vi gente acercarse a la policía y participando más. Lo que hicimos en las marchas permitió que la gente se uniera” apuntó. “También abrió la puerta para que varios condados aceptaran el Faith Action ID”, acotó.

Este documento creado en el 2012 por Faith Action International House en Greensboro ha entregado identificaciones comunitarias a más de 8,000 personas en todo el estado, quienes ahora cuentan con un documento que incluye su foto y dirección de residencia. En la zona del Triángulo el documento, que es tramitado por El Centro Hispano, es aceptado por la policía de Durham, Carrboro, Chapel Hill y Hillsborough, así como por la Oficina del Alguacil del condado de Orange y Durham. Desde febrero esta organización ha entregado más de 1,600.

Latinos votan en contra de McCrory

La comunidad latina fue clave en la disputada elección del 8 de noviembre entre el gobernador McCrory, quien buscaba la reelección a su cargo y el Fiscal General, el demócrata Roy Cooper, quien finalmente superó por poco más de 10,000 votos al gobernador republicanos. Según un sondeo a boca de urna publicado por CNN Politics, el 63 % de los latinos que votaron en Carolina del Norte lo hicieron por Cooper.

Paola Jaramillo

Comunicadora Social y Periodista colombiana con más de dos décadas de experiencia en producción de televisión, comunicación organizacional y medios impresos. Su trabajo como editora y reportera ha...

Leave a comment