Alice Thompson. (Foto Facebook)

Alice Thompson se dedicó por años a ser una exitosa agente inmobiliaria, pero saltó a la luz pública porque demandó y le ganó un juicio a su empresa por no reducirle la jornada laboral tras ser madre.

Los hechos ocurrieron en Inglaterra y fueron dados a conocer por la cadena británica BBC.

Thompson se embarazó en el 2018 y, luego de tener a su bebé, le pidió a su jefe que le redujeran la jornada en horas y días.

Este es un derecho que las mujeres que son madres tienen bajo el amparo de las leyes inglesas.

Su jefe le negó el derecho y tampoco le hizo una contraoferta como marca el proceso legal en estos casos.

'Ponía mi corazón y mi alma en una carrera de agencia inmobiliaria durante más de una década. Eso no es poca cosa, es un entorno dominado por los hombres para trabajar. Y había trabajado muy duro para construir relaciones con los clientes', dijo Thompson a Woman's Hour de BBC Radio 4.

Y es que en Inglaterra, un empleado puede solicitar un trabajo flexible tras 26 semanas en una empresa, mientras que su empleador tiene el derecho de hacer una contraoferta en un plazo máximo de tres meses.

La propuesta por la que la madre demandó y le ganó a la empresa

Alice solicitó trabajar cuatro días a la semana y saliendo a las 17:00 horas, en lugar de las 18:00 horas.

'Hice una solicitud de trabajo flexible que no se consideró seriamente. Propuse lo que hubiera funcionado para mí. Si eso no funcionó para la empresa, me hubiera encantado escuchar una contraoferta, lo que podría funcionar para ellos.'

'si me necesitaran durante las horas completas, tal vez de 08:00 a 17:00 horas en lugar de 09:00 a 18:00 horas, eso es algo en lo que podría haber trabajado. Pero se cerró a todas las áreas, no se escuchó, no se consideró. Y no me quedó otra opción que renunciar. ¿Cómo se supone que las mamás tengan carreras y familias? Estamos en 2021, no en 1971', continuó Thompson.

El proceso fue muy largo, pero poder estar con su hija motivó a Thompson para seguir con la demanda.

'Tengo una hija y no quería que ella experimentara el mismo trato dentro de 20 o 30 años, cuando esté en el lugar de trabajo.'

El fallo fue a su favor por verse afectada en sus ingresos, contribuciones de pensión y daños a los sentimientos e intereses.

Thompson ganó cerca de 180 mil libras esterlinas, algo así como 250 mil dólares.

Daniel González

Periodista egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García en México y con 17 años de experiencia. Amante de los viajes y las historias que de ellos emanan. Un buen libro, una buena película...

Deja un comentario