Ya es oficial que los Panthers de Carolina han pasado de las manos de Jerry Richardson, quien ha sido el dueño del equipo desde su creación, a las del inversionista y filántropo David Tepper. La venta se ha realizado por la suma de 2,275 millones de dólares, un monto récord entre las franquicias de deportes en Estados Unidos, quedando por encima de los 2,2000 millones de dólares pagados por los Rockets de Houston el año pasado.

La venta del equipo inicia en diciembre pasado, el mismo día que se hicieron públicas alegaciones contra Richardson de comentarios inapropiados a sus empleadas. A partir de esto, Tina Becker fue nombrada Directora de Operaciones encargada de las operaciones y el día a día de la organización, después de iniciar su carrera con el equipo hace 20 años en el equipo de porristas y habiendo pasado por los departamentos de entretenimiento, boletería, relación con los fanáticos, entre otros.

En los meses previos al anuncio de Tepper como dueño de los Panthers, se hablaba de varios otros interesados, como el músico Diddy y el jugador de la NBA Stephen Curry, pero hasta abril, el único nombre que se hablaba además del de David Tepper como futuro dueño del equipo era Ben Navarro, multimillonario de Charleston, Carolina del Sur.

Aunque en un Navarro, hijo del entrenador de fútbol americano colegial Frank Navarro y quien según algunos reportes se habría acercado al ex-mariscal de campo de los Broncos de Denver Peyton Manning para realizar una oferta conjunta, estuvo como favorito para hacerse con el equipo, su propuesta no fue exitosa.

La venta fue concretada con el apoyo de Steve Greenberg, del banco Allen & Co., cuyo equipo ya ha trabajado en la venta de grandes equipos deportivos en Estados Unidos, como los Cardinals de St. Louis, los LA Clippers, y los Brooklyn Nets.

Francisco Perez

Licenciado en Ciencias Administrativas, especializado en Banca y Finanzas, con más de 4 años de experiencia en finanzas corporativas en tres mercados diferentes, dentro de empresas trasnacionales.

Leave a comment