Gianna Delgado fue supuestamente asesinada por su novio, Michael Cadogan.

Ahora, el padre de Gianna se pronunció sobre la devastadora pérdida de su hija.

Ricardo Delgado, el padre de la estudiante de 19 años de la Universidad de High Point, habló sobre la vida que tuvo su hija y cómo fue interrumpida.

Según el señor de origen latino, Gianna vivía en Wilmington, Carolina del Norte, durante las vacaciones de verano de la escuela en HPU.

Dijo que Gianna estaba en High Point en ese momento para trabajar en Cracker Barrel y así ganar un poco de dinero extra durante el fin de semana del Día del Padre.

Según Ricardo Delgado, Gianna y el novio se habían separado en el momento, pero compartieron el contrato de arrendamiento de un apartamento en High Point.

Delgado dijo que los planes de Gianna eran regresar a su casa en Wilmington el lunes 21 de junio por la mañana.

Nikendra King le dijo a FOX8 que Gianna era una luchadora y no merecía que le cortaran la vida.

“Gianna era una persona muy divertida y no hizo nada para sorprenderme″, dijo King.

“Y esa es la definición de una persona verdadera, su integridad era muy fuerte, nunca mintió sobre nada y odio que se haya ido”.

Delgado dijo que la muerte de su hija ya está afectando a muchas personas.

Amigos y familiares han comenzado un GoFundMe en honor a Gianna y para ayudar a la familia con los arreglos del funeral.

Piden apoyo tras ser asesinada por el novio

El señor Delgado dijo que perder a su hija es algo que permanecerá en su mente durante años.

“Mucha gente la va a extrañar”, dijo Delgado.

“Todos los que se han cruzado en su camino, ella ha dejado un pedacito de sí misma en el corazón de todos y en el mío”.

“Sé que estás con tu mamá y ella te está cuidando. Te voy a enorgullecer”.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Mujer latina muere en fatal accidente automovilístico

Tres sujetos secuestraron y violaron a una pareja de Carolina del Norte

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario