Una forma de desarrollar la salud mental en la familia es fomentando la buena comunicación. Sus hijos tienen mucho qué decir y necesitan ser escuchados al igual que usted.
Los problemas como la falta de empleo y por ende la dificultad económica, afectan el estado de ánimo, se siente tristeza, miedo, ansiedad, estrés. Esto puede atraer la depresión. Esta se manifiesta como una falta de motivación.

¿Cómo darse cuenta si los problemas lo están ahogando y necesita ayuda?
Deténganse un instante y analícese:
- ¿Le cuesta conciliar el sueño?
- ¿Se está aislando socialmente?
- ¿Se irrita con facilidad?
- ¿Siente que todo le molesta?
- ¿Fácilmente se descontrola emocionalmente?
- ¿Tiene conflictos familiares?
- ¿Le falta apetito?
- ¿Siente miedos que antes no sentía?
- ¿Siente que no vale la pena vivir?
- ¿Descuida cosas que antes le interesaban?

Si contestó si a alguna de estas preguntas consulte a su médico inmediatamente. Enfrente el problema a tiempo. No lo deje pasar pensando que se curará solo. Hay esperanza, hay ayuda, solamente tiene que buscarla.
Sus hijos lo necesitan, necesitan de que les provea un hogar donde se sientan a salvo, luche por ellos, luche por la salud mental de usted y de toda su familia.

Deja un comentario