Raleigh- Un juez de inmigración en Stewart, Lumpkin (Georgia) negó el viernes 27 de enero el asilo político a un joven salvadoreño de Raleigh, quien fuera arrestado hace casi un año, cuando se dirigía a su trabajo. Santos Geovanny Padilla, de 19 años, sería deportado a menos que un juez federal acepte la apelación que presentará su abogado en los próximos días.

“La familia está triste, pero también entiende que ganar casos de asilo político en Stewart es sumamente difícil”, dijo a La Noticia, Byron Martínez de Unidos We Stand, entidad que ha apoyado a la familia durante el proceso. “El juez le permitió al abogado apelar el caso con lo que esperamos lograr que sea escuchado en un corte de Virginia, ya que allí le correspondía inicialmente a Santos presentarse porque cuando entró a Estados Unidos era un menor de edad”, mencionó. “Esperamos saber si aceptan o no la apelación dentro de tres semanas máximo”.

Testigo de crimen

Santos Padilla es el único de los jóvenes centroamericanos del grupo conocido como “NC6” que aún permanece detenido a causa de su estatus migratorio. Fue arrestado el 19 de febrero de 2016.

El joven abandonó El Salvador luego de recibir amenazas de la pandilla MS-13 y ser testigo del crimen de su primo y un amigo.

Paola Jaramillo

Comunicadora Social y Periodista colombiana con más de dos décadas de experiencia en producción de televisión, comunicación organizacional y medios impresos. Su trabajo como editora y reportera ha...

Leave a comment