Su madre fue internada en la unidad de cuidados intensivos. (Foto: captura)

Mientras algunos países avanzan con sus campañas de vacunación y levantan restricciones por la pandemia, otras naciones siguen luchando contra el coronavirus, que día a día cobra la vida de cientos de personas.

Un ejemplo es Perú, donde los hospitales están rebasados en su capacidad y las unidades de cuidados intensivos (UCI) están saturadas. Esta situación llevó al extremo a Carlos Cicchon, un joven que ofreció su riñón a cambio de una cama UCI para su madre o dinero para poder internarla.

En un acto de desesperación y frustración, Carlos ofreció su riñón a través de sus redes sociales. El joven solo quería que su madre fuera internada para ser tratada contra el COVID-19. 

Afortunadamente, las autoridades respondieron al llamado de auxilio de Carlos y su madre fue trasladada al área de cuidados intensivos en el Complejo hospitalario Villa Mongrut de EsSalud.

“Me han informado que ella entra a cama UCI, pero con un estado muy delicado y entra con una saturación de 67% aproximadamente. Le he pedido a los doctores que traten de salvar a mi madre porque ella es todo para mí”, declaró Carlos a Latina.

Carlos dejó claro que su madre era lo más importante para él y solo quería asegurarse de que la estuvieran atendiendo correctamente.

“No me importa lo que tenga que hacer, pero yo quiero estar con ella, no sé si me puedan dejar verla aunque sea un segundo o una foto aunque sea para saber que le están dando un buen trato”, agregó.

Carlos explicó su desesperado acto

Más tranquilo tras la hospitalización de su madre, Carlos explicó que la desesperación y la falta de dinero,  lo llevaron a ofrecer uno de sus órganos.

“Fue la desesperación y la amargura de no poder hacer nada, porque te piden una cama UCI y lamentablemente, como ahora todo está saturado, te piden una fuerte cantidad de dinero”.

“Quisiera decirle que esté tranquila, que ya todo va a pasar, que siga las recomendaciones de los doctores y la quiero demasiado”, finalizó.

Cicchon regaló al mundo una de muchas increíbles historias en medio de la pandemia de coronavirus y demostró que el amor entre madre e hijo es inconmensurable.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario