Por qué es importante para los latinos la propaganda supremacista blanca
En esta imagen de archivo, tomada el 6 de enero de 2021, un grupo de personas marchan a un mitín en apoyo del entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en Washington. (AP Foto/Carolyn Kaster, archivo)

Un reporte de la Liga Antidifamación (ADL, por sus siglas en inglés) reveló que durante 2020 aumentó la difusión de propaganda supremacista blanca.

En 2020 se registraron 5,125 casos de mensajes racistas, antisemitas, contra la comunidad LGBTQ y de odio difundidos a través de folletos físicos, pegatinas, pancartas y carteles. Casi el doble del año 2019.

Los mayores de estos aumentos ocurrieron en los estados de Texas, Washington, California, Nueva Jersey, Nueva York, Massachusetts, Virginia y Pensilvania. Dos de ellos son zonas limítrofes con México a las que los latinos suelen llegar.

Debido a que los latinos son una etnia multirracial, un aumento de la propaganda supremacista blanca podría hacerlos objeto de ataques y discriminación.

¿Qué es el supremacismo blanco?

La propaganda supremacista blanca es racista porque considera que los blancos son superiores a las personas de otros colores de piel y que por ello tienen derecho a dominarlas.

Lo peor es que esta ideología se mezcla con teorías conspirativas, odio a los judíos, posturas conservadoras y algo de patriotismo para que suene aceptable o políticamente correcto.

Además, dicen que ciertos grupos son los culpables de ciertos problemas en la sociedad, lo que fácilmente puede dirigir odio hacia asiáticos, latinos, afroamericanos, judíos, homosexuales, personas transgénero y otros.

Los partidarios y difusores de estas ideologías pueden cautivar seguidores que experimentan miedo e incertidumbre por situaciones como la pandemia o el desempleo.

¿Por qué es peligroso?

Lo más peligroso del asunto es que los partidarios de estas ideas alaban la violencia armada y la practican.

Son responsables de ataques armados como el que dejó fallecidos en Kenosha o en el mismo Capitolio de Washington.

Los resultados más extremos incluyen ataques a personas, grupos y estructuras. También, pueden conducir a la muerte de alguien.

Un recordatorio histórico

Un ejemplo mortífero y a gran escala de una situación similar ocurrió en la Alemania Nazi, donde se ejecutó un exterminio, principalmente de judíos, a quienes se les acusaba de problemas de Alemania. Murieron millones de personas entre judíos, homosexuales, emigrantes, entre otros.

Foto del avatar

José Cordero

Licenciado en Comunicación Social y Magíster Scientiae en Literatura Latinoamericana. jcordero@lanoticia.com

Deja un comentario