Una juez federal falló inconstitucional la práctica de negarle a los inmigrantes la oportunidad de solicitar asilo en la frontera mexicana mientras espera cupo para procesar las peticiones.

El fallo de la juez federal de distrito Cynthia Bashant no tiene un impacto inmediato. Pero podría impedirle al gobierno limitar el ingreso de solicitantes de asilo con el argumento de que carece de recursos. También aliviaría a las personas que ponen sus nombres en listas de espera no oficiales en ciudades fronterizas.

Bashant ordenó al Departamento de Justicia y los activistas demandantes que recomendaran sus próximos pasos antes del 1 de octubre.

La juez determinó que la práctica viola los derechos constitucionales al debido proceso conforme a las leyes de procesamiento de asilo.

Esta decisión sigue a la atención de una demanda de hace casi cuatro años. Y respaldó la crítica de que las autoridades estadounidenses no monitorean las listas de espera. Asimismo, que las listas están sujetas a fraude y corrupción. Ni hablar del peligro físico al que se expone a los solicitantes de asilo mientras esperaban en México.

"El Tribunal reconoció debidamente el elevado costo humano del metering, incluyendo el alto riesgo de agresión, desaparición y muerte cuando los agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza incumplen su deber de inspeccionar y procesar a los solicitantes de asilo y les obligan a esperar en México", afirmó Melissa Crow, una abogada del Southern Poverty Law Center.

El Departamento de Justicia rechazó realizar comentarios.

"Metering", prohibición de solicitar asilo en frontera

La práctica de limitar el número de personas que pueden solicitar asilo en las fronteras se conoce como “metering”. Empezó en 2016 durante la presidencia de Barack Obama, cuando haitianos en masa llegaron al principal cruce a San Diego desde Tijuana, México. Se amplió a toda la frontera en 2018 con Donald Trump, lo que generó largas listas de espera.

A partir de marzo 2020 comenzó a regir el Título 42 para no aceptar solicitudes de asilo en los cruces debido a la pandemia. En su momento, el gobierno de Trump invocó su autoridad para evitar la propagación del coronavirus, y el ejecutivo de Joe Biden la amplió. En su decisión, la juez pidió a ambas partes que expliquen el impacto del Título 42.

Las listas de espera siguen creciendo. En mayo, las existentes en las ciudades fronterizas mexicanas tenían más de 18,600 nombres, más de la mitad de ellos en Tijuana, según un reporte del Centro Robert Strauss de Seguridad Internacional y Derecho de la Universidad de Texas en Austin. Los registros batieron su récord con cerca de 27,000 nombres en agosto del 2019.

El presidente Biden calificó el metering como una práctica “desastrosa” durante su campaña electoral. La semana pasada, la Corte Suprema ordenó al gobierno reinstaurar la política de Trump de “Permanecer en México” para que los solicitantes de asilo que hayan entrado en suelo estadounidense y tengan fecha para presentarse ante un juez migratorio esperen en México a que esto ocurra.

Te puede interesar: Corte Suprema ordena reanudar "Permanecer en México"

Desarrollado por La Noticia con información de AP.

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com

Deja un comentario