Este martes se abrió la audiencia de la comisión de la Cámara de Representantes de Estados Unidos que investiga los incidentes del 6 de enero en el Capitolio.

Durante la primera declaratoria, el legislador demócrata Bernnie Thomson aseguró que el objetivo de los seguidores del expresidente Donald Trump era el de "perturbar la democracia".

Además aseguró que hay pruebas para saber que no fue algo espontaneo, si no coordinado.

"Sabemos que hay evidencia de un ataque planificado coordinado. Sabemos que los hombres y mujeres que irrumpieron en el Capitolio querían descarrilar la transferencia pacífica del poder en este país", dijo el legislador.

Por otro lado, Liz Cheney, legisladora republicana y que es fuerte crítica de Donald Trump, advirtió a sus compañeros republicanos de no "encubrir" lo que en realidad significó este ataque.

Liz Cheney ha sido contraria de Donald Trump desde que comenzó su mandato. (Foto: AP)

"Ningún miembro del Congreso debería intentar de defender lo indefendible, obstruir esta investigación o encubrir lo que sucedió ese día. Debemos actuar con honor y deber y en interés de nuestra nación.

"Debemos saber lo que ocurrió aquí en el Capitolio. También debemos saber lo que pasó cada minuto de ese día en la Casa Blanca", señaló.

Cabe resaltar que son pocos los republicanos que apoyan esta audiencia y Cheney es la que más fuerza tiene, al grado de tener confrontación con sus compañeros de partido; sin embargo, no ha dejado de criticar las acciones de Trump.

"Nos enfrentaremos a la amenaza de más violencia en los próximos meses, y a otro 6 de enero cada cuatro años".

El primer testimonio en esta audiencia fue la del agente de la policía del Capitolio Aquilino Gonel, quien fue golpeado y herido por los invasores.

Apolo Valdés

Lic. En Comunicación y Periodismo por la UNAM, con 14 años en medios de comunicación. Amante de la lucha libre, videojuegos y la cultura geek. "This is the way".

Deja un comentario