No se puede negar la importancia del padre en la vida de los hijos como pieza fundamental para un desarrollo emocional sano. Popularmente se dice que el amor de una madre es irremplazable, pero lo cierto es que un padre es muy relevante. Ambos necesitan trabajar en conjunto en la educación de los niños y adolescentes.

Las separaciones o divorcios suelen tener consecuencias emocionales para los hijos y esto no es casualidad. Ocurre porque los niños necesitan tanto al papá como a la mamá en sus vidas para asegurar un crecimiento emocional sano.

Te puede interesar: 5 Oraciones por los padres

5 razones por las que los padres son importantes

1) Es una figura de autoridad

Los papás son vistos como esas figuras que ponen el orden en el hogar. La disciplina se liga al hombre más que a la mujer. No en vano las madres solteras, separadas o divorciadas padecen más de casos con hijos rebeldes.

2) Crean lazos de conexión afectiva

Los hijos varones suelen identificarse con el padre por razones obvias, y cuando no encuentran ese patrón actúan de forma irreverente como mecanismo de defensa.

Por su parte, las niñas ven en el padre un amor, ese primer amor que las consiente y les da cariño. Si comienzan por tenerlo y luego se separan es momento de guiarlas, porque es posible que su sentimiento de pérdida las lleve a estar deprimidas.

3) Brinda protección

La presencia de un padre crea una sensación de seguridad invaluable. Los hombres son los que más se consideran apropiados a la hora de enseñar la forma como nos defendemos, y lo principal es sentirnos apoyados y protegidos.

5) Es un modelo a seguir

Papá: el primer modelo en el que se fijan los hijos para seguir. Los varones aprenden el valor de la responsabilidad y a controlar sus impulsos. Las niñas encuentran las características de la persona con quien podrían compartir su vida a futuro.

6) Aporta seguridad económica

Antiguamente el padre era definido como el principal proveedor de la familia. Aunque ese aspecto ha cambiado, todavía, de manera instintiva se siente peligro a futuro cuando el padre no es el que aporta la solvencia económica en el hogar.

Sociedad en cambio

El mundo ha evolucionado, muchas mujeres han aprendido a llevar la responsabilidad de educar solas.  Sin embargo, no se puede ser padre y madre a la vez. Los padres deben mantenerse cerca de sus hijos aunque no vivan juntos.

A los papás se les extraña aun cuando no se les ha tenido desde pequeños. De manera inconsciente se siente un vacío que no lo puede llenar la madre. Posiblemente en algunos casos esta figura se sustituye por un padrastro, pero al final de camino el progenitor no pierde su importancia.

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com

Join the Conversation

1 Comment

Leave a comment