Partidarios del presidente Donald Trump invadieron el Capitolio de Washington el pasado miércoles 6 de enero y generaron un caos de alto calibre.

Al menos 69 arrestos, cuatro personas fallecidas y 14 policías heridos, son algunas de las cifras que arrojó la histórica turba en el Capitolio.

Debido a dichos sucesos, las diversas oficinas del FBI alrededor del país comenzaron a movilizarse en busca de contener un descontrol similar.

FBI Charlotte está atento

Carolina del Norte no está exento y la oficina del FBI de Charlotte anunció que trabaja para evitar una turba como la de Washington.

“El FBI Charlotte está monitoreando la situación en Washington, DC”, dijo en un comunicado.

“En este momento no tenemos información de inteligencia sobre amenazas relacionadas a nuestra área de responsabilidad”, abundó.

“Instamos al público a permanecer alerta e informar a la policía si ven o escuchan algo sospechoso”, solicitó el organismo.

La Policía Metropolitana publicó una lista de 69 personas que fueron arrestadas durante el ataque al Capitolio.

Del listado, muchas personas son originarias de Carolina del Norte, por lo que el FBI ha puesto especial énfasis en el estado.

“El FBI respeta los derechos de las personas a ejercer pacíficamente sus derechos de la Primera Enmienda”, recordó.

“Nuestra misión de proteger al pueblo estadounidense y defender la Constitución es dual y simultánea, no contradictoria”, insistió.

“En consecuencia, estamos comprometidos a investigar el comportamiento violento y aquellos que están explotando protestas legítimas y pacíficas y participando en violaciones de la ley federal”.

Habló el director del FBI

El director del FBI, Chris Wray, se pronunció desde su cargo al frente de la seguridad nacional, sobre los hechos.

“La violencia y destrucción de propiedad en el edificio del Capitolio de Estados Unidos mostró un desprecio descarado y espantoso por nuestras instituciones de gobierno y la administración ordenada del proceso democrático”, lamentó.

No toleramos agitadores violentos y extremistas que utilizan bajo la apariencia de una actividad protegida por la Primera Enmienda para incitar a la violencia y causar estragos”, reiteró.

“Tal comportamiento traiciona los valores de nuestra democracia”, zanjó.

Fotografías exhibieron el caos en el Capitolio.

Una de ellas mostró a un alborotador posando con una estatua.

Otra muestra a alguien sosteniendo un fragmento del letrero que estaba afuera de la oficina de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

“No se equivoquen: con nuestros socios, haremos responsables a los que participaron en el asedio del Capitolio”, aseguró Wray.

“Permítanme asegurarles al pueblo estadounidense que el FBI ha desplegado todos nuestros recursos de investigación y está trabajando”, puntualizó.

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Leave a comment