El propietario de la plataforma Frying Pan Tower está en busca de voluntarios para pasar la noche y ayudar a restaurar la propiedad que se encuentra a 55 kilómetros de la costa de Carolina del Norte.

La plataforma construida en 1964 en pleno océano Atlántico, fue adquirida por Richard Neal en el año 2010, quien intenta restaurar el sitio que llegó a servir como un faro para los navegantes y ahora está convertido en un peculiar hotel.

"Ven y pasa un par de días. Encontrarás que es un lugar maravilloso. Te cambia la vida. Es solo una perspectiva diferente", comentó a WRAL.

Cabe destacar que al sitio turístico solamente se puede acceder en barco o helicóptero.

Te puede interesar:

Actualmente hay cinco voluntarios alojados en el hotel de la plataforma. Recientemente la compañía Amazon realizó una donación de $25,000 para ayudar a preservar el lugar. Ese monto se destinará para financiar la investigación marina con un robot submarino de control remoto

"Todos nos quedamos varios días a la vez. Hay 8 dormitorios y una sala de tripulación para 4 personas, además de un par de baños y una cocina de acero inoxidable”, explicó el dueño.

De igual forma los estudiantes de biología marina pueden acudir al Frying Pan Towe para explorar las colonias submarinas de peces y arrecifes en el lugar.

¿Te gustaría ser voluntario?

Para las personas que deseen vivir esta experiencia como voluntarios, pueden obtener la información necesaria en el sitio web.

También puedes apoyar a la causa con ayudas económicas o por medio de distintas organizaciones benéficas como Smile.Amazon.com.

En caso de querer llegar como turista, los precios rondan los $500 por la estancia del fin de semana.

Te puede interesar:

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...