El ritual religioso de pedir en oración usualmente va acompañado del encendido de una vela de color según corresponde a cada santo.

Normalmente, los colores de las velas representan algo en sí, como por ejemplo el blanco se relaciona con la pureza, por lo que es usual que sea el color de las velas al hacerle peticiones a las vírgenes. Es por eso que cada santo suele tener un color general para prenderle o varios dependiendo del tipo de súplica que se le hace.

¿Qué color de vela se le prende a los Santos? Caso por caso

San Benito

Al pedirle protección contra tentaciones malvadas hay que encenderle una vela blanca.

San Miguel Arcángel

El protector San Miguel Arcángel se relaciona con el color azul, pero también se le pueden encender velas de color violeta y roja por la protección espiritual.

San Patricio

Se le enciende una vela blanca a San Patricio para la prosperidad, la sabiduría y la suerte.

San Cayetano

Se le enciende vela de color blanco cuando se le pide por trabajo y amarillo al solicitar abundancia en el hogar.

San Antonio de Padua

Hay que prenderle una vela color marrón para las peticiones especiales dirigidas a San Antonio de Padua; color verde para pedir ayuda financiera; y de color anaranjado para encontrar un amor.

San Marcos de León

Se recomienda prenderle vela de color blanca y roja a San Marcos de León, quien auspicia en casos legales, estudios o amores.

San Francisco de Asís

A este santo se le prende una vela de color marrón. San Francisco de Asís es el patrono de los animales, pero también aboga por la paz o la resolución de un conflicto.

¿Qué color de velas prenderles a otros santos?

  • Para San Pancracio, a quien se le pide para tener suerte en la lotería, se le enciende vela color verde.
  • A San Onofre, protector de los viudos y patrono del trabajo, se le prenden velas de color amarillo y marrón.
  • A San Bartolomé se le enciende vela color rojo para pedirle protección contra la violencia o para salir bien de una operación quirúrgica.
  • San Ignacio, protector del hogar, se representa con la vela de color blanco.
  • Para San Martín de Porres corresponden velas púrpura y blanca para traer armonía a la casa. También se le pide buena salud y prosperidad.
  • A San Roque se le enciende una vela amarilla para pedir por la salud y protección ante enfermedades.
  • San Sebastián, que quita los obstáculos del camino y permite la buena fortuna, escucha las súplicas con el encendido de una vela roja.
  • Por último, a Santo Tomás de Aquino se le debe encender una vela blanca para mejorar la concentración y la memoria en los estudios.
jerali-gimenez-journalist

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com