El 24 de junio se celebra la fiesta de San Juan Bautista. Por medio de oraciones y rituales se le pide en medio de situaciones difíciles, pero también se conoce como un santo que abre caminos y brinda protección.

Oraciones y rituales para celebrar a San Juan Bautista

Nació seis meses antes que Jesús, exactamente el día del Solsticio de Verano; mientras que Jesús nació en el Solsticio de Invierno. De ese modo, su celebración se convirtió en la forma católica de celebrar el Solsticio. La noche de San Juan se suelen encender hogueras junto al mar, como ritual para purificar y aprovechar la energía del Sol.

Otros rituales dicen que es un buen día para cortarse el cabello y las uñas. Los creyentes confían en que esto los fortalece, pero además son signos de buena suerte.

San Juan Bautista es el único santo que se honra el día de su nacimiento y no el de su muerte, debido a que su madre era madura y estéril. Por eso San Juan se considera un milagro de vida.

Se cuenta que fue una persona abierta a ofrecer todo lo que tenía. Por su generosidad se conoce como un santo que cumple las peticiones recibidas, especialmente las relacionadas con salud, amor y abundancia.

Te puede interesar: 7 Rituales para celebrar el inicio del Solsticio de Invierno y Verano

San Juan Bautista

Oraciones cortas para pedirle a San Juan Bautista

1. Gloriosísimo San Juan Bautista, por el amor ardiente que tuviste al Niño Jesús y por la santísima dulzura que infundió en tu corazón con sus halagos; por aquellos privilegios que te concedió para hacer tantos milagros a favor de tus devotos, te suplico te dignes favorecerme en todas mis necesidades con tu eficaz patrocinio y en particular te ruego me alcances la gracia que te pido en este día.

¡Oh, glorioso San Juan Bautista, muévete a piedad de esta alma acongojada, que en ti puso sus esperanzas; líbrala, te ruego, de sus miserias. ¡Oh, santo de los milagros!, alivia la congoja de mi corazón, y haz que yo viva aquí como verdadero amante de mi Jesús para poder gozar de Él en el Cielo. Amén.

2. Sagrado precursor de Cristo, que santificado en el vientre de vuestra madre, fuiste la admiración del mundo en el ejercicio de las virtudes y en los privilegios con que te enriqueció Dios. Ángel en la castidad, apóstol en el celo y predicación, y mártir en la constancia con que por reprender al incestuoso Herodes ofrecisteis la cabeza al cuchillo, y en las luces sobrenaturales de que te dotó el cielo, profeta del que llegó a decir el mismo Cristo: "Entre los nacidos de las mujeres ninguno mayor que Juan Bautista"; suplica al Señor que:

por tu penitencia me haga mortificado,
por tu soledad, recogido,
y por tu silencio, callado,
casto por tu virginidad,
espiritual por tu contemplación,
e invencible a mis pasiones por la victoria
que tú alcanzaste de tus enemigos,
para que logre verte en la patria eterna.

Amén.

Oración a San Juan Bautista para abrir los caminos

¡Gloria a ti, san Juan Bautista, mártir invencible!, ángel de pureza antes de tu nacimiento y el Profeta mas grande nacido de mujer; amigo especial y favorito de Cristo y autentico predicador de la Verdad, precursor glorioso de Cristo, el Sol de Justicia, y voz del Verbo Eterno, por tus virtudes y por los privilegios con que Dios te enriqueció, danos fuerza y valor para vencer todo temor y enemigo y danos sabiduría para alcanzar nuestras ilusiones y objetivos.


Oh, Glorioso San Juan Bautista, que durante toda tu vida con entrega y fidelidad cumpliste la voluntad del Padre Celestial, y como verdadero Precursor del Mesías poco a poco, con la sencillez del deber cumplido, fuiste desapareciendo para que Cristo Salvador inaugurara el Reino de Dios entre los hombres.

Te pedimos con sencillez de corazón auxilio, ayúdanos a salir de problemas y adversas situaciones, aleja todo peligro y enemigo de nuestro lado, quita toda maldad, tropiezo y oscuridad en nuestra vida para que nuestros caminos se encuentren despejados y estén abiertos al verdadero amor, el trabajo estable, digno y bien pagado, a la estabilidad económica, y la perfecta salud, a todo lo que tanto ansiamos y necesitamos, haz que la suerte, la prosperidad y la fortuna nos favorezcan y la paz, la amistad, la armonía y la felicidad nos acompañen en todo lugar y en todo momento.

Protégenos, alivia nuestras cargas, nuestras tristezas, y ayúdanos a conseguir la tranquilidad, la ventura y el bienestar en nuestro hogar, en especial te rogamos nos alcances del Señor, que es infinitamente misericordioso y todo lo puede, solución y remedio en estos nuestros problemas y carencias:(pedir ahora lo que se quiere conseguir). Bendito san Juan el Bautista, por favor atiende las peticiones que con humildad y fe, con plena confianza y esperanza, te he solicitado, sabes que me son necesarias para vivir alegres, llenos de salud y rodeados de todo lo que nos hace dichosos.

Oh San Juan, tan cercano a Jesús, nuestro Redentor, y a la Virgen María, su Santísima Madre y nuestra, tanto en su vida humana como ahora en las Alturas, consigue seamos bendecidos por Ellos, y, por tu poder. Limpia, purifica y aclara nuestras sendas y convierte en gozo nuestras penas y desdichas. Pide para nosotros al Señor misericordia y perdón, y que guíe nuestros pasos por el camino de la paz, para que un día podamos cantar contigo en las Mansiones Celestiales las glorias y alabanzas de nuestro Creador.

Por nuestro señor Jesucristo. Amén.

Rezar el Credo, Padrenuestro y Gloria.

Oración a San Juan Bautista para peticiones urgentes

Bendito San Juan Bautista, que fuiste elegido para anunciar a los hombres la venida del reino de Cristo. Guía nuestros pasos por las sendas de la justicia y la paz, y alcánzanos del Señor su misericordia y perdón.  

Gloriosísimo San Juan Bautista, precursor de mi Señor Jesucristo, lucero hermoso del mejor sol, trompeta del Cielo, voz del verbo eterno, consígueme del Señor su benevolencia y bendición. Tú que eres el mayor de los santos y alférez del Rey de la Gloria. Que eres más hijo de la gracia que de la naturaleza, y por todas las razones príncipe poderosísimo en el Cielo, consígueme del Señor su clemencia y protección. 

Glorioso San Juan Bautista, hoy en mi desespero te ruego que me ayudes en estos duros momentos, necesito tu valioso auxilio para solucionar mis penas y miserias, media ante el Señor para que me conceda: (decir la petición)

Te pido mártir invencible que no desoigas mis penas y por los privilegios con que te enriqueció Dios. Consigue que mi pedido sea concedido lo antes posible si fuere conveniente para mi salvación;

y si no, una perfecta resignación,
con abundante gracia,
que haciéndome amigo de Dios,
me asegure las felicidades eternas de la Gloria. 

Amén. 

Rezar El Credo, tres Padrenuestros, tres Avemarías y tres Glorias. Repetir la oración y los rezos durante tres días consecutivos.

Oración de protección a San Juan Bautista

En particular, santo precursor del Señor, te ruego me alcances la gracia que humildemente y con fervor te pido en esta oración: (pedir protección). 

¡Oh, glorioso San Juan Bautista, apiádate de esta alma acongojada, que en ti puso sus esperanzas; líbrala, te ruego, de sus miserias. Santo precursor de Jesucristo, príncipe todopoderoso del cielo concédeme la gracia que te solicito, así como tu bienaventurado amparo.  

¡Oh, santo de los milagros!, alivia la congoja de mi corazón, y haz que yo viva aquí en la tierra como verdadero amante del Señor para poder gozar de Él en la Gloria.  

Amén. 

Rezar tres Padrenuestros, tres Avemarías y tres Glorias. Repetir la oración y los rezos cinco días seguidos.

jerali-gimenez-journalist

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com

Deja un comentario