Juan Soldado
Juan Castillo Morales, un militar nacido en Oaxaca, pero fusilado en Tijuana, Credit: Wikimedia Commons / Wikimedia

Juan Castillo Morales, un militar nacido en Oaxaca, pero fusilado en Tijuana, por la violación y asesinato de la niña Olga Camacho Martínez, una razón por demás extraña este personaje se convirtió en un santo no reconocido por la iglesia.

Se le da mérito porque se dice que fue acusado injustamente y el intercede para ayudar a solucionar problemas: familiares, de salud y principalmente ayudar a los migrantes mexicanos, para cruzar la frontera, es decir es el santo de los migrantes indocumentados.

Se dice que fue acusado injustamente por combatir la llamada huelga de los sentados, un grupo de personas con amplios recursos que ante el cierre de fábricas en Tijuana, abrieron casinos y se dedicaba a apuestas ilegales, uno de estos lugares fue clausurado por Lázaro Cárdenas y se convirtió en escuela, lo que provocó la irá de los potentados.

Los hombres ricos inculparon a Juan Soldado, del horrible crimen de violación y asesinato por lo que fue fusilado, posteriormente a su muerte la gente lanzaba piedras para pedirle perdón, pero seguin algunos, podían pedir un milagro cada vez que lanzaban una piedra.

Actualmente en el viejo panteón de Puerta Blanca existen dos pequeñas capillas dedicadas a Juan Soldado, en la primera capilla es en la que se dice que está sepultado; en ambas le rinden culto personas que tienen problemas para ingresar en Estados Unidos o se dedican al tráfico de personas en la frontera. Ambas capillitas están repletas de exvotos y cartas de agradecimiento por supuestos favores y milagros recibidos.

La Noticia Redacción

Redacción la Noticia

Deja un comentario