oraciones-dedicadas-a-la-virgen-maria

Aprende a rezarle a la Virgen María, madre de Dios y de todos, con oraciones especialmente dedicadas para llevarle tus peticiones y agradecerle su compañía.

¿Por qué mayo es el mes de la Virgen María?

Oraciones para pedirle a la Virgen María

Madre mía: Desde que amanece el día, bendíceme;
en lo rudo del trabajo, ayúdame;
si vacilo en mis buenas decisiones, fortaléceme;
en las tentaciones y peligros, defiéndeme;
si desfallezco, sálvame y al cielo llévame.

Amén.

Ave María

Dios te salve María, llena eres de gracia;
el Señor es contigo,
bendita tú eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios,
ruega por nosotros pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte.

Amén.

Bendita sea tu pureza

Bendita sea tu pureza
y eternamente lo sea,
pues todo un Dios se recrea
en tan graciosa belleza.


A ti, celestial princesa,
Virgen sagrada, María,
te ofrezco en este día
alma, vida y corazón.

¡Mírame con compasión!
¡No me dejes, Madre mía!

Oración de San Bernardo

Acordaos, ¡oh piadosísima Virgen María!
que jamás se ha oído decir que ninguno
de los que han acudido a vuestra protección,
implorado vuestra asistencia y reclamado vuestro socorro,
haya sido abandonado de Vos.

Animado con esta confianza, a Vos también acudo,
¡oh Madre, Virgen de las vírgenes!

Y aunque gimiendo bajo el peso de mis pecados,
me atrevo a comparecer ante vuestra presencia soberana.

No desechéis, ¡oh Madre de Dios!,
mis humildes súplicas, antes bien,
inclinad a ellas vuestros oídos
y dignaos atenderlas favorablemente.

Salve

Dios te salve,
Reina y Madre de misericordia,
vida, dulzura y esperanza nuestra;
Dios te salve.
A Ti clamamos los desterrados hijos de Eva;
a Ti suspiramos,
gimiendo y llorando,
en este valle de lágrimas.
Ea, pues,
Señora, abogada nuestra,
vuelve a nosotros esos tus ojos
misericordiosos,
y después de este destierro
muéstranos a Jesús,
fruto bendito de tu vientre.
¡Oh clemente, oh piadosa,
oh dulce Virgen María!


D- Ruega por nosotros Santa Madre de Dios.
T- Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo.

Amén.

Bajo tu amparo

Bajo tu amparo nos acogemos,
Santa Madre de Dios.
No desoigas nuestras súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades,
antes bien, líbranos de todos los peligros, Virgen gloriosa y bendita.

Oración del Papa Francisco

Oh María, tú resplandeces siempre en nuestro camino
como un signo de salvación y esperanza.
A ti nos encomendamos, por la Salud de los enfermos,
que al pie de la cruz fuiste asociada al dolor de Jesús,
manteniendo firme tu fe.

Tú, Salvación del pueblo romano,
sabes lo que necesitamos
y estamos seguros de que lo concederás
para que, como en Caná de Galilea,
vuelvan la alegría y la fiestadespués de esta prueba.

Ayúdanos, Madre del Divino Amor,
a conformarnos a la voluntad del Padre y hacer lo que Jesús nos dirá.

Él que tomó nuestro sufrimiento sobre sí mismo
y se cargó de nuestros dolores
para guiarnos a través de la cruz,
a la alegría de la resurrección.

Amén.

jerali-gimenez-journalist

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com

Deja un comentario