¿Te has preguntado a qué santos rezarle una oración para pedir por los abuelos? Los mayores de la casa están protegidos por dos santos: Santa Ana y San Joaquín.

¿Quiénes eran Santa Ana y San Joaquín?

El 26 de julio se celebra a Santa Ana y San Joaquín, que fueron los padres de la Virgen María, es decir, los abuelos de Jesús.

Se conoce muy poco de ellos pues no aparecen en la Biblia, pero una serie de escritos no reconocidos por la Iglesia brindan algunos detalles de ambos.

El P. Rafael Espino Guzmán cuenta que se dice que Ana y Joaquín vivían en Galilea y luego se mudaron a Jerusalén. Joaquín habría sido un hombre rico, pero no cegado por sus bienes, sino al contrario, generoso y piadoso. Provenía de la casa de David; daba ofrenda a los pobres y al templo, pero ese sacrificio no era aceptado por el sumo sacerdote debido a que a pesar de tener muchos años casado con Santa Ana no habían podido tener hijos.

En aquél entonces no tener hijos era un signo de no gozar del agrado divino y se interpretaba como un castigo de Dios. El pueblo judío les rechazó al punto que Joaquín se hundió en desierto y ayunó durante cuarenta días, tiempo que la pareja ––cada uno por su lado–– usó para implorar por la bendición de un hijo al que consagrarían a Dios.

No tardaron en recibir la respuesta de un ángel que se le apareció a Ana asegurando que:

"El Señor ha mirado tu tristeza y tus lágrimas;
tú concebirás y darás a luz,
y el fruto de tu vientre será bendecido por todo el mundo".

Cuando Joaquín recibió el mismo mensaje del ángel regresó a Jerusalén y celebró junto a Ana la noticia. Y nació María, inmaculada, concebida sin pecado original. Fue consagrada a Dios como prometieron manteniéndose libre de pecado hasta que fue escogida como la madre de Jesús.

A Santa Ana también se le considera patrona de las mujeres que trabajan y las que tienen dificultades para concebir.

Oración a Santa Ana y San Joaquín por los abuelos

Señor Jesús, tu naciste de la Virgen María,
hija de San Joaquín y Santa Ana.
Mira con amor a los abuelos de todo el mundo.
¡Protégelos! son una fuente de enriquecimiento
para las familias, para la Iglesia
y para toda la sociedad.

¡Sostenlos! Que cuando envejezcan
sigan siendo para sus familias
pilares fuertes de la fe evangélica,
custodios de los nobles ideales, hogareños,
tesoros vivos de sólidas tradiciones religiosas
haz que sean maestros de sabiduría y valentía
que transmitan a generaciones futuras los fruto
de su madura experiencia humana y espiritual.

Señor Jesús, ayuda a las familias y a la sociedad
a valorar la presencia y el papel de los abuelos.
Que jamás sean ignorados o excluidos,
sino que encuentren respeto y amor.
Ayúdales a vivir serenamente
y a sentirse acogidos durante todos los años
de vida que les concedas.

María, Madre de todos los vivientes,
cuida constantemente a todos los abuelos,
acompáñalos durante su peregrinación terrena
y con tus oraciones obtén que todas las familias
se reúnan un día en nuestra patria celestial,
dónde esperas a toda la humanidad
para el gran abrazo de la vida sin fin.

Amén.

Oración a Santa Ana y San Joaquín por la familia

Insigne y glorioso patriarca San Joaquín y bondadosísima Santa Ana, ¡cuánto es mi gozo al considerar que fueron escogidos entre todos los santos de Dios para dar cumplimiento divino y enriquecer al mundo con la gran Madre de Dios, María Santísima! Por tan singular privilegio, han llegado a tener la mayor influencia sobre ambos, Madre e Hijo, para conseguirnos las gracias que más necesitamos.

Con gran confianza recurro a su protección poderosa y les encomiendo todas mis necesidades espirituales y materiales y las de mi familia. Especialmente la gracia particular que confío a su solicitud y vivamente deseo obtener por su intercesión.

Como ustedes fueron ejemplo perfecto de vida interior, obténgame el don de la más sincera oración. Que yo nunca ponga mi corazón en los bienes pasajeros de esta vida.

Denme vivo y constante amor a Jesús y a María. Obténganme también una devoción sincera y obediencia a la Santa Iglesia y al Papa que la gobierna para que yo viva y muera con fe, esperanza y perfecta caridad.

Que yo siempre invoque los santos Nombres de Jesús y de María, y así me salve.

Amén

Oración a San Joaquín Santa Ana por los jóvenes

Santos Joaquín y Ana,
otórguenos la bendición por su gran fe y amor de padres.

Por su respeto y reverencia por lo sagrado de la vida humana,
Dios les concedió ser los padres de María, Madre del Señor.

A través de su intercesión,
le pedimos a Dios que les conceda a los jóvenes de hoy
esa misma reverencia por el don de la nueva vida.

Que puedan aceptar, apreciar y nutrir la vida
desde el momento mismo de la concepción.

Concédenos a nosotros como nación,
un renovado cariño y aprecio por cada vida humana.

Alcáncenme la gracia de orar con fervor,
y no poner mi corazón en los bienes pasajeros.

Denme un amor vivo y perdurable a Jesús y María.

Por el mismo Jesucristo, Nuestro Señor.

Amén.

jerali-gimenez-journalist

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com