Los inmigrantes y refugiados buscan en la oración un refugio. La iglesia reconoce a San José como el santo de los migrantes, porque huyó con su familia para protegerla de quienes los perseguían.

Además, hay algunos otros santos a los que se les reza para tener suerte cuando eres un migrante que busca vías no legales de llegar a un país, como al Santo Toribio Romo o el "Santo Pollero".

Te puede interesar:

¿Qué oración rezar por los inmigrantes y los refugiados?

Hay varias versiones, pero esta es una de las más bonitas para las personas que buscan consuelo cuando salen de sus países.

¡Señor Jesús, cuando multiplicaste los panes y los peces,
proporcionaste más que comida para el cuerpo,
nos ofreciste el regalo de ti mismo,
el regalo que satisface cada hambre y apaga cada sed!

Tus discípulos estaban llenos de miedo y dudas,
pero tú derramaste tu amor y compasión en la multitud de migrantes,
dándoles la bienvenida como hermanos y hermanas.

Señor Jesús, hoy nos llamas a dar la bienvenida a los miembros de la familia de Dios que vienen a nuestra tierra para escapar de la opresión, la pobreza, la persecución, la violencia y la guerra.

Al igual que sus discípulos, nosotros también estamos llenos de miedo y dudas e incluso sospechas. Construimos barreras en nuestros corazones y mentes.

Señor Jesús, danos tu gracia,

Para desterrar el miedo de nuestros corazones,
para que podamos abrazar a cada todos como nuestro propio hermano y hermana;

Ayúdanos a dar la bienvenida a los migrantes y refugiados con alegría y generosidad, respondiendo a sus muchas necesidades;

Que con tu gracia tomemos consciencia de que tú llamas a todas las personas a tu santa montaña para aprender los caminos de la paz y la justicia;

Que con tu gracias compartamos nuestra abundancia mientras organizas un banquete ante nosotros;

Que con tu gracias seamos testimonio de tu amor por todas las personas, mientras celebramos los muchos regalos que traen.

Te alabamos y te damos gracias por la familia que has convocado de muchos pueblos. Vemos en esta familia humana un reflejo de la unidad divina de la Santísima Trinidad en quien hacemos nuestra oración: Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Amén

jerali-gimenez-journalist

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com