Amar algo y tener que dejarlo duele, y es la razón por la que Serena Williams intentó volver al tenis pero ya no puede guardar más la difícil decisión del adiós.

Se acerca el anuncio oficial. Un abrebocas fue la muestra de la portada de Vogue que rodará próximamente, y en la que una de las mejores de todos los tiempos dijo:

"Vogue. Portada del número de septiembre. Llega un momento en la vida en el que tenemos que decidir movernos en una dirección diferente. Ese momento siempre es difícil cuando amas tanto algo. Dios mío, me gusta el tenis. Pero ahora, la cuenta regresiva ha comenzado. Tengo que concentrarme en ser madre, mis metas espirituales y finalmente descubrir una Serena diferente, pero emocionante. Voy a saborear estas próximas semanas",

adelantó Serena.

¿Por qué Serena Williams está lista para decir adiós?

Después de una carrera histórica que trasformó y trascendió su deporte, Williams, se puede retirar tranquila, aunque para ella sigue siendo un duro momento. El 26 de septiembre cumple 41 años y ya está lista para dejar el tenis, pero no porque sienta que su momento terminó en una carrera por seguirle el paso a la nueva generación, sino porque tiene que poner su propia vida en una balanza.

Tal como lo dijo para Vogue, Serena sabe que su hija Olympia de grande quiere ser "una hermana mayor". Ese es el sueño de la pequeña que acaba de cumplir sus 5 años, así lo susurra y grita y por ello pide en sus oraciones antes de dormir. Así que Serena sintió que es momento de concentrarse en tener un segundo hijo y que su primogénita cumpla su anhelo.

"Nunca quise tener que elegir entre el tenis y una familia. No creo que sea justo. Si fuera un hombre, no estaría escribiendo esto porque estaría jugando y ganando mientras mi esposa hace el trabajo físico de expandir nuestra familia. Tal vez sería más como Tom Brady si tuviera esa oportunidad".

reflexionó Serena, aunque aclaró lo mucho que ama ser mujer.

Serena Williams dice adiós al tenis por la familia, porque aunque logró ganar uno de los 23 Grand Slams con dos meses de embarazo (Abierto de Australia en 2017), ya necesita enfocarse en una sola tarea. Hizo hincapié en que no quiere volver a vivir la gestación siendo una deportista.

"Debo tener los dos pies dentro del tenis o los dos pies afuera",

aseguró la tenista.

Para despedirse no quiere pensar en la palabra jubilación sino evolución.

"He sido reacia a admitir ante mí misma o ante cualquier otra persona que tengo que dejar de jugar al tenis. Alexis, mi esposo y yo casi no hemos hablado de eso; es como un tema tabú. Ni siquiera puedo tener esta conversación con mi mamá y mi papá. Es como si no fuera real hasta que lo dices en voz alta. Surge, se me hace un nudo incómodo en la garganta y empiezo a llorar. ¡La única persona con la que realmente he ido allí es mi terapeuta!",

contó Serena.

Escogió ser madre, esposa, pero siempre será la gran Serena Williams, una de las tenistas más destacadas del mundo.

jerali-gimenez-journalist

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com