El futbol americano es uno de los deportes más practicados en todo el país, muchos hemos visto a nuestros hijos, primos, hermanos o amigos crecer en un campo de este deporte en el que se utiliza un ovoide y no un balón redondo como en otros deportes.

NFL: ¿Por qué el balón de futbol americano tiene forma de ovoide?

El hecho de que el futbol se juegue con un ovoide es más por casualidad que por una brillante idea. Todo se remonta a 1869, cuando Princeton y Rutgers jugaban un partido, pero en ese entonces, la tecnología para crear un balón fácil de inflar era complicado.

Como tardaban varias horas en inflar un balón, muchos de los partidos en esa época eran jugados con balones asimétricos, esto, por la falta de aire y el constante uso.

En ese entonces, el balón estaba hecho con una vejiga de cerdo, un material más o menos resistente y que podía amoldarse para jugar en el campo. Había ocasiones en que se tenían que hacer pausas largas para poder inflar el balón y los equipos se turnaban para esta tarea.

Debido a que estaba hecho con la tripa de un cerdo, el balón tomó el nombre de Pigskin y hasta estos días, los ovoides de futbol americano así son nombrados aunque ya no se elaboren con tripas de cerdo.

Para 1875, las Universidades acordaron jugar con un balón asimétrico en forma de huevo. Esta forma facilitaba el llevarlo entre las manos en lugar de un esférico, por lo que acordaron que un ‘ovoide’ sería el oficial.

Para 1906, el balón fue definido como un ovoide, ya que el juego integró el pase entre los jugadores y con esta forma era más fácil enviarlo. En un principio midió 22.5 pulgadas, pero posteriormente se adaptó a 21 1/4 pulgadas.

En los años 50, se llegaron a utilizar balones blancos

Después, en la década de los 50, las ligas Universitarias adoptaron balones blancos con rayas negras, ya que no había suficiente alumbrado por las noche y de esa manera era fácil distinguir el ovoide.

Años más tarde, cuando los sistemas eléctricos mejoraron, los balones blancos dejaron de utilizarse y se convirtieron en un tono marrón, que es el que existe hasta la fecha.

Ahora, la NFL estableció medidas y peso para los ovoides utilizados en sus partidos. Los ovoides son ligeramente más grandes que los usados en preparatoria y en otras ligas. 

El balón debe medir 11 pulgadas (27.94 cm) de punta a punta, y la circunferencia mayor debe ser de 28 a 28.5 pulgadas (71.12 cm), mientras que la menor debe ser de 21 pulgadas (53.34 cm). 

De acuerdo al mismo reglamento, el balón debe pesar entre 14 y 15 onzas (396 a 425 gramos), y debe ser inflado a una presión de 12.5 a 13.5 libras por pulgada cuadrada.

El ovoide está hecho de cuatro piezas de piel, que son inspeccionadas antes de ser cosidas. Las dos piezas superiores están cosidas con agujetas de piel blancas.

Para cada encuentro de la NFL se utilizan al menos 12 balones, los cuales son revisados por los oficiales del campo y personal de la NFL para que tengan las medidas correctas.

¿Sabías esta historia del balón de futbol americano?

Emmanuel Gutiérrez

Lic. Comunicación Social. Amante del periodismo, redes sociales, música, techno, deportes y videojuegos. La comunicación es el primer paso para llegar a un acuerdo. egutierrez@lanoticia.com

Deja un comentario