A sus 36 años, LeBron James no ha dejado de ser la superestrella que deslumbró las duelas de la NBA tan pronto las pisó por primera vez en el ya lejano 2003.

‘El Rey’ ha sabido hacer del tiempo un aliado, casi tanto como lo ha hecho con otras figuras que le han ayudado a brillar tan intensamente como los más grandes astros.

LeBron ha vestido tres uniformes distintos –Cavs, Heat y Lakers– en 18 temporadas en la liga.

En ese lapso, ha tenido tantos compañeros como alegrías, y aunque ahora ha sido criticado por rodearse de veteranos del calibre de Russell Westbrook y Carmelo Anthony, solo su secuaz tiempo dirá si fue la fórmula correcta.

Mientras tanto, los Lakers parten como segundos favoritos para conseguir el Larry O’Brien solo detrás de otra constelación, la de los Nets.

Los de Brooklyn son máximos candidatos para coronarse campeones de la NBA en 2022 de +230 en los casinos.

Mientras que Los Ángeles lo son por alrededor de +380.

Pero, hablando de apuestas, ¿qué tan prudente es mover todas las fichas por un equipo en plena era de la volatilidad en la liga?

NBA, impredecible y más ráfaga que nunca

La Temporada 2021-2022 está por iniciar este día y ni los títulos, ni las apariciones en las Finales, son garantía.

Tan solo el año pasado, los mismos Nets ya eran los predilectos en Las Vegas; pero terminaron siendo los Milwaukee Bucks de Giannis Antetokounmpo los campeones.

Justo un año después del MVP consecutivo del griego.

Y tampoco hay que descartar a las crecientes figuras de Trae Young (23 años) y Luka Dončić (22), superestrellas en ciernes.

Porque más pronto que tarde harán suya la liga.

Por lo que imaginar a estos dos talentos etéreos intercambiados entre sí en la noche del Draft de 2018 como si su destino estuviera entrelazado por una fuerza superior– enfrentándose en las Finales, parece ser tan inevitable como ellos lo decidan.

Pero con tanto talento esparcido por muchos buenos equipos, la NBA parece dirigirse a una zona desconocida.

En la que la obviedad quedó suprimida y el espectáculo está cada vez más garantizado noche con noche.

Constantes cambios, incertidumbre creciente

Tan solo, con base en la lista de Sports Illustrated del Top 100 de jugadores, 9 de los 19 mejores jugadores –y 5 de los 10 mejores– cambiaron de camiseta al menos una vez en los últimos tres años.

Lo que hace un revoltijo mayor que provoca una incertidumbre mayor.

De hecho, cuatro de los cinco jugadores que ganaron el MVP de las Finales en la última década (LeBron, Kevin Durant, Kawhi Leonard y Andre Iguodala) han cambiado de equipo al menos dos veces.

Por lo pronto, y como cada año –al menos en lo que va del Siglo XXI–, el Salvaje Oeste se perfila para encarnizar un tiroteo de cara a la Temporada 75 de la liga.

Si bien, los Phoenix Suns serán los encargados de defender la corona que conquistaron el año pasado en la Conferencia, por encima de Phoenix, los Lakers, Warriors, Jazz y Clippers aparecen favoritos.

Además, por supuesto, estarán en la lucha los Nuggets, Mavericks y Trail Blazers; todos de peligrosas plantillas.

En lo que va de este milenio, el representante de la Conferencia Oeste en las Finales ha ganado el título 13 y perdido solamente 8.

Un mero indicio de probabilidad a favor de esa costa del país.

Mientras que en el Este, los Nets y los campeones Bucks parten como las quintetas de mayor cuidado.

Fundada en 1946, la Conferencia Este –nombrada así hasta 1970– está compuesta por 15 equipos repartidos en tres divisiones con cinco cada una.

Y aunque se tiene contemplado que los mejores equipos están en el Oeste, el Este ha logrado dar la cara en las Finales al conquistar cinco de los últimos 10 títulos.

 Por supuesto, incluyendo el último donde Bucks sometió a Suns para poner así la primera piedra de la dinastía que pretende erigir.

Hornets, a refrendar crecimiento

Así, entre la volatilidad de una liga más ráfaga que nunca, los Charlotte Hornets pretenden ganarse su derecho de piso.

Con las incorporaciones de LaMelo Ball y Gordon Hayward, junto con el desarrollo de Miles Bridges y Terry Rozier, los Hornets vieron la luz el año pasado.

Empero, aún tienen la sequía de Playoffs activa más larga en la Conferencia Este con 5 temporadas ausentes.

Pero con Ball –octavo novato en los últimos 25 años en promediar 15 puntos, cinco rebotes y cinco asistencias– liderando un núcleo joven que incluye dos Top 20 selecciones del Draft 2021, muestran progreso.

Mientras el equipo de Michael Jordan pelea desde su trinchera por cambiar su destino, Carolina del Norte tendrá representación con 36 jugadores repartidos entre diversos equipos de la liga.

En total, 139 jugadores del estado han jugado en la NBA, por lo que esta temporada representará una de las más cuantiosas representaciones de NC en las duelas.

Siendo Zion Williamson quien mayor expectativa genere en su tercer año con Pelicans y Chris Paul el de mayor jerarquía, tras un año de ensueño.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

LaMelo Ball, ¿esperanza o desilusión para Charlotte y Michael Jordan?

El jugador de Carolina del Sur que tiene anillo de campeón asegurado en la NBA

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario