Jayson Tatum NBA Charlotte Hornets
Jayson Tatum sepultó a LaMelo Ball y los Hornets (Foto: NBA)

Jayson Tatum volvió a Carolina del Norte —tierra donde comenzó a escribir su historia en el básquetbol como estudiante de Duke— para recordar viejas glorias surcando los cielos que un día conquistó.

Ahora, convertido en figura de Boston Celtics, logró el tercer juego con al menos 40 puntos, 5 asistencias, 5 rebotes y 5 robos de su carrera —el mayor número en la historia del equipo bostoniano— para comandar el triunfo a domicilio sobre Charlotte Hornets.

Pero no se trató de una tarea sencilla para los Celtics, al requerir del tiempo extra para conseguir la victoria en un juego con 28 intercambios de ventaja en el marcador y 12 ocasiones de igualdad, como en el último suspiro del cuarto periodo.

Después de ganar sus primeros tres juegos por primera vez en la historia de la franquicia, LaMelo Ball y los Hornets perdieron el invicto en un doloroso descalabro en casa.

Derrota que dejará un cúmulo de aprendizajes de cara al resto de la temporada.

Derrota dolorosa en Charlotte

La franquicia propiedad de Michael Jordan no pudo mantener su paso perfecto en la temporada 2021-22 de la NBA, al caer en el Spectrum Center por 129-140.

En tanto, los Celtics hilaron su segundo triunfo de forma consecutiva en la naciente campaña.

Ni siquiera los gritos de “¡MVP, MVP!”, hicieron que LaMelo pudiera rescatar el derrumbe de su equipo.

De hecho, un par de errores del armador de segundo año le terminó costando el juego a Charlotte.

El equipo acostumbrado a transitar entre la oscuridad de las catacumbas de la Conferencia Este era líder del sector luego de tres juegos disputados.

Y si bien la ofensiva mantuvo el porcentaje de efectividad, por encima de un 43 % en triples, fue en el otro costado donde otorgaron muchas facilidades con 122 puntos en el tiempo regular, y 18 más en el suplementario.

Tatum fue el villano perfecto de LaMelo

Charlotte mantuvo el control del encuentro durante prácticamente toda la contienda, todavía en el cuarto episodio disfrutaron de una ventaja de siete puntos.

Pero se agigantó la figura de Tatum, quien obtuvo su noveno juego con 40 puntos o más para colocarse como el quinto Celtic con más partidos con esa cifra de la historia, igualando a Sam Jones.

Lejos están los históricos 52 de Larry Bird, pero el egresado de Duke tiene todo para pisar los talones del tótem de Boston.

Tatum se destacó con 41 puntos, ocho rebotes y ocho asistencias en total en su regreso a Carolina del Norte.

Y finalmente, el invicto de los Hornets se esfumó frente a los cerca de 20,000 fans en el Spectrum Center.

Con todo y el Robin LaMelo Ball, que es más bien ya el Batman de un Gordon Hayward ya convertido en personaje secundario.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

LaMelo Ball, ¿esperanza o desilusión para Charlotte y Michael Jordan?

'Sombrero Man', el latino que viste de charro para apoyar a Charlotte Hornets

Foto del avatar

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario