La Corte Suprema de justicia rechazó el 25 de junio la decisión de un tribunal inferior, que aseguraba que los legisladores republicanos en Carolina del Norte trazaron los límites de distritos congresionales para garantizar victorias electorales desparejas a favor de su partido.

Los jueces del máximo tribunal devolvieron el caso a un panel federal de tres jueces para reconsiderar si los demandantes, incluido un grupo de votantes demócratas, tienen la capacidad legal necesaria para demandar en el caso que involucra una práctica contenciosa llamada “gerrymandering” o manipulación de partidos, en la disputa sobre el mapa de distritos de Carolina del Norte para cargos en el Congreso.

La Corte Suprema suspendió la orden del tribunal inferior de que se realice un nuevo mapa, dejando los distritos dibujados por los republicanos para las elecciones legislativas de noviembre, dando así un impulso a los republicanos en su intento por mantener el control de la Cámara de Representantes.

El panel de tres jueces en Greensboro, dictaminó por unanimidad en enero que el mapa dibujado por los republicanos de 13 distritos de la Cámara de federal de representantes violó la garantía constitucional de igual protección bajo la ley. Dos de los jueces descubrieron que también violaba la Constitución al discriminar en base a creencias y asociaciones políticas.

Diego Barahona A.

Periodista, editor, asesor, y presentador. De 2016 a 2019 el periodista más galardonado en Estados Unidos por los Premios José Martí. Autor del best seller: ¿Cómo leer a las personas? dbarahona@lanoticia.com

Leave a comment