Conflicto en la península coreana. Corea del Norte hizo estallar oficinas de enlace con Corea del Sur. Las instalaciones se ubicaban en la zona industrial de Kaesong, y eran utilizadas para mantener la comunicación entre ambos países.

El gobierno de Kim Jong-un comenzó una ‘campaña de represalia’ en contra de los vecinos del sur, debido a que detractores distribuyeron propaganda antinorcoreana, informó la KCNA.

Corea del Norte condena la actitud del sur y asegura que sus actos rompieron el acuerdo hecho en 2018, donde se estableció que se detendrían los actos hostiles entre ambos países, la difusión de información que desprestigiara al prójimo y las pruebas de misiles.

“El reciente tonto acto de atrevimiento lastimó la dignidad de nuestro liderazgo supremo”, declaró Corea del Norte, de acuerdo a información de KCNA.

“El mundo verá claramente cuán severo castigo impondrá nuestra gente a las autoridades de Corea del Sur y cómo eliminarán la escoria humana de la tierra”, decía el comunicado.

Las oficinas que ‘mejorarían’ la relación entre ambos países, tuvieron un costo de alrededor de 15 millones de dólares, según Dong Media.

Los surcoreanos tenían sus oficinas en el segundo piso, los norcoreanos en el cuarto, y el tercero era utilizado para reuniones. El inmueble estaba libre de empleados debido a la contingencia por coronavirus.

Líder de Corea del Norte dio aviso

La hermana de Kim Jong-un, Kim Yo-jong, advirtió hace unos días que era hora de romper todo tipo de relación con Corea del Sur, debido que habían traicionado su acuerdo de paz, y tomarían represalias.

Llamado a la paz entre las coreas

Según el periódico surcoreano, Nodong y Segye, la Confederación de Sindicatos de Corea del Sur y la Federación de Sindicatos del mismo país, pidieron la implementación de un acuerdo entre ambas naciones, pero ninguna ha respondido, lo que sigue deteriorando la relación política.

 

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Leave a comment