Si bien muchos pueden mantener su salud en perfectas condiciones con visitas regulares al doctor y manteniéndose en forma, existen pequeños detalles que pueden contribuir a mejorar la salud y futuros problemas y que pueden realizarse en muy poco tiempo. A continuación presentamos un conteo que realizó el sitio LiveScience con actividades para contribuir a la salud y que pueden durar menos de un minuto:

Dejar los zapatos en la puerta

Si bien la tradición japonesa de dejar los zapatos junto a la puerta está pensada para honrar la pureza de un hogar, también puede tener funciones más prácticas, tales como dejar la casa limpia y libre de contaminantes y químicos externos.

Lavarse la lengua

Mantener una dentadura saludable requiere un cepillado diario y uso de seda dental regular, y lavar la lengua es un paso esencial que no todos toman en cuenta pero que ayuda a mantener la boca limpia.

Al limpiar la lengua se asegura de remover la bacteria causante de la placa y partículas de alimento atrapadas en la lengua. Además, ayuda a refrescar el aliento.

Estornudar en el brazo

Según el Centro de Control y Prevención de Enfermedades, en momentos en donde un pañuelo no esté disponible lo más recomendado en estornudar en el recodo o en la parte superior del brazo. El objetivo es evitar usar las manos, las cuales podrían no estar limpias, y propagar gérmenes. Estornudar en el brazo también previene que los gérmenes lleguen a superficies usadas por otros y contagiarlos.

Descansar la vista

Hoy en día es muy difícil dejar de mirar las pantallas de computador, celulares y otros artefactos electrónicos. El reflejo, la postura y la mala iluminación pueden gatillar tensión ocular y dolor de cabeza. Conocido como síndrome visual informático, estos síntomas generalmente se terminan al momento de reposar la vista y desviar la mirada de los objetos electrónicos.

Para descansar la vista, los expertos recomiendan la regla 20-20-20, por cada 20 minutos que se pasa en el computador, mira fuera de la pantalla por al menos 20 segundos hacia algo a 20 pies (o 6 metros) de distancia. Realizar este ejercicio permite enfocarse en algo más permite a la vista reducir la fatiga.

La esponja en el microondas

De acuerdo a LiveScience, si bien es una creencia popular que el baño es el lugar más sucio de la casa, la esponja utilizada para lavar los platos está en los primeros lugares de la lista, e incluso le gana a otros lugares, tales como el lava platos, el recipiente de comida de una mascota y el drenaje de la ducha.

La esponja de cocina se usa para limpiar la sangre de la carne cruda y derrames de leche y agua. Su textura esponjosa y porosa le da el ambiente perfecto para que la bacterias y el moho crezcan y se reproduzcan.

Para detener el crecimiento de los gérmenes y sanitizar la esponja, hay que mojarla y dejarla en el microondas por 30 segundos, o también meterla junto a los platos en uno de los ciclos del lavaplatos.

Leave a comment