El consumo de frutas y vegetales puede prevenir enfermedades, sin embargo, muchos encontraremos la excusa perfecta para evitar el consumo de estos alimentos, por ello le presentamos algunas ideas para consumir más frutas y vegetales.

¿Cómo comprar vegetales y frutas económicas?

Compre los productos que se encuentre en cosecha (temporada), además de ser de mejor calidad, son más económicos.

Investigue mejor los precios y busque aquellos almacenes que nos ofrecen mejores precios. Generalmente los almacenes de cadena son más económicos.

Las frutas y los vegetales son mucho mejores y más nutritivos que comprar galletas, productos de paquete o sodas, que generalmente los compramos sin importar lo costosos que pueden ser.

Los productos congelados o de lata pueden llegar a ser otra solución, si los compramos bajos en sodio y sin azúcar.

¿Cómo preparar vegetales y frutas fácilmente?

Aproveche las barras de ensaladas de frutas y vegetales que hay en los supermercados de cadena, además de encontrarse una gran variedad, ya vienen listos, usted solamente necesita escoger los que más le gusta y servirlos.

Si no tiene tiempo, destape una lata de frutas y otra de vegetales. Caliente los vegetales en el microondas por un par de minutos ¡y ya!

La noche anterior lave un vegetal y una fruta, pártalos en pedazos, y póngalos en la nevera en un recipiente limpio. Al otro día usted puede comerlos con sus comidas o en las meriendas.

¿Cómo hacer que sepan mejor?

La verdad es que no todos los vegetales saben igual que un postre de manzana. En este caso vamos a necesitar usar nuestro ingenio. Por ejemplo, podemos licuar estos vegetales y mezclarlos con pasta de tomate, y usarla cuando preparemos pizza o espaguetis. También podemos comer los vegetales con el aderezo (bajo en grasa) que más nos guste.

¿Cómo hacer que duren más tiempo?

Estos productos son bastante perecederos; esto quiere decir que duran muy poco tiempo. La mejor manera de prevenir esto es preparándolos el mismo día que los compra. Lávelos, séquelos, córtelos en pedazos y almacénelos en recipientes limpios o en bolsas y guárdelos en el refrigerador.

No compre mucho si sabe que no los va a consumir todos en menos de una semana. Está bien ir al supermercado más de una vez, para elegir los vegetales y frutas de mejor calidad y más frescos.

Varíe la comida

Si usted y su familia no son amigos de las frutas y de los vegetales, ¿por qué invertir su tiempo cocinando lo mismo, si sabe que cuando la sirva ni ellos ni usted la van a comer? Probablemente es tiempo de cambiar.

Es tiempo de encontrar el plato perfecto para todos, el que todos quieren en la mesa. A nadie le gusta comer zanahorias todas las noches. ¿Verdad? Cómprese un libro de recetas, tome clases para aprender a preparar estos alimentos u obtenga ideas en el Internet.

Sandra Tejada

Nutricionista y Coordinadora de Lactancia Materna en el programa de WIC en el condado de Cabarrus, y Consultora Internacional de Lactancia en el Carolinas Medical Center.

Leave a comment