como-batir-las-claras-a-punto-de-nieve-sin-morir-en-el-intento
El punto de nieve se logra justo cuando es posible voltear los copos blancos sin que se caigan.

Aunque parece sencillo al momento de experimentar batir unas claras a punto de nieve esto se convierte en un gran desastre. Acá te damos algunos consejos para lograr montar esas claras sin morir en el intento.

 

¿Qué significa montar claras a punto de nieve?

En repostería es normal encontrar recetas que indiquen usar merengue suizo o italiano. En cualquiera de los casos se requiere montar claras de huevo a punto de nieve. Esto es, que queden tan suaves, blancas y firmes como la misma nieve. También se les compara con las características de una suave nube.

Para poder darles la textura espumosa y sólida a la vez se necesita aportarles el máximo de aire posible a través del batido. Por ello, se pueden batir a mano, pero sin duda usando una batidora eléctrica será más fácil y rápido si no se cuenta con gran práctica y experiencia.

El punto de nieve se logra justo cuando es posible voltear los copos blancos sin que se caigan.

batir claras a punto de nieve

 

Paso a paso para batir claras a punto de nieve

1. Separa las claras de las yemas y coloca las claras en un bowl para batir. Es importante que esto se haga de forma minuciosa, ya que las yemas pueden dañar el resultado.

batir claras a punto de nieve

2. Empieza a batir a velocidad baja velocidad hasta que se forme un poco de espuma. En este punto agrega una cucharada de azúcar por cada huevo para acelerar la consistencia.

batir claras a punto de nieve

3. Bate con más velocidad hasta que tengas el punto de nieve. Recuerda que para evidenciarlo puedes voltear el bowl y nada debe caerse.

batir claras a punto de nieve

Consejos finales

  • Los huevos deben estar a temperatura ambiente, así que asegúrate de sacarlos de la nevera un buen rato antes de usarlos.
  • Reiteramos que las claras deben estar limpias de restos de yema, ya que lo amarillo del huevo concentra la grasa y esto evita que se forme la espuma que necesitamos.
  • Algunas personas logran mejores resultados al añadir una pizca de sal a las claras antes de empezar a batir.
  • Otras optan por agregar vinagre, limón o cremor tártaro para conseguir más densidad en tu espuma.

A medida que experimentes tendrás tus propios consejos adicionales, pero no olvides contarnos cómo mejorar esta técnica.

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com

Deja un comentario