Las alarmas se vuelven a encender en China, país donde se originó la pandemia por coronavirus. A dos meses de la reanudación de las actividades en el país asiático, surgió un rebrote por covid-19 en Pekín, capital del país.

El jueves pasado se detectó un nuevo caso del virus en una persona que visitó el mercado local de Xifandi; el sujeto no tenía antecedentes de haber salido de la ciudad.

A raíz del nuevo caso, seis personas relacionadas al mercado dieron positivo en las pruebas de coronavirus; además de 45 empleados del mismo, que fueron diagnosticados como asintomáticos.

El cierre del mercado, otro mercado de mariscos cercano y contingencia en 11 vecindarios de los alrededores, fueron las medidas que tomaron las autoridades chinas.

Solidaridad comunitaria por el coronavirus

Como medida provisional de seguridad, ciudadanos de Pekín se ofrecieron a ir de puerta en puerta a preguntar si en los últimos días habían visitado el mercado de Xifandi, y de esa manera ir descartando posibles contagios.

También se ordenó el cierre hasta nuevo aviso de nueve escuelas y jardines de niños en Fengati, distrito donde se dio el rebrote. Además, se prohibió la entrada o salida a Pekín y se anunció que la población será sometida a pruebas de coronavirus.

Salmón, el origen del rebrote

Las autoridades en China tienen bajo la lupa al salmón. El presidente del mercado de Xifandi aseguró que el virus fue localizado en los utensilios para cortar el salmón importado.

Cadenas como Carrefour o Wumart, cancelaron la compra, venta y distribución de salmón, asegurando que el resto de sus alimentos cumplen con las medidas sanitarias requeridas, según el Beijing Daily.

Algunos restaurantes ya dejaron de ofrecer en sus cartas los productos que contienen salmón.

 

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Leave a comment