El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, confirmó que su gobierno comprará y donará 500 millones de vacunas anti COVID-19 de Pfizer, para entregarla a países de bajos ingresos.

El mandatario estadounidense aseguró que esta donación no es condicionante de nada y que no pedirá algo a cambio al resto de las naciones tras asegurar las dosis mencionadas.

“Nuestras donaciones de vacunas no incluyen presiones para favores o posibles concesiones”, asegurando que todo es para finalmente poder terminar con la pandemia del COVID-19, “para acabar esto, eso es, punto”.

También aseguró que la responsabilidad de Estados Unidos es ayudar a salvar vidas y entre más vacunas haya en el mundo, más gente se salvará y se podrá volver a la normalidad.

Estados Unidos quiere ser el arsenal de las vacunas en la lucha contra la covid-19, como cuando fue el arsenal de la democracia durante la II Guerra Mundial”

Las vacunas serán distribuidas por la iniciativa COVAX y comenzarán a ser envidas en agosto, con 200 millones de dosis y terminarán de ser entregadas en diciembre de este año; mientras que el resto serán enviadas en el primer semestre de 2022.

Apolo Valdés

Lic. En Comunicación y Periodismo por la UNAM, con 14 años en medios de comunicación. Amante de la lucha libre, videojuegos y la cultura geek. "This is the way".

Leave a comment