Un nuevo caso de un lamentable asesinato a manos de la policía ocurrió en Chicago, donde un agente baleó a un niño de 13 años durante un “enfrentamiento armado”, de acuerdo a las autoridades.

El adolescente, identificado como Adam Toledo, de 13 años, recibió un impacto de bala en un callejón en el vecindario La Villita el pasado lunes, cuando la policía acudió al lugar de los hechos por una alerta del sistema ShotSpotter, el cual detecta disparos.

De acuerdo a los informes, el tiroteo quedó grabado en la cámara corporal de los agentes; sin embargo no ha sido analizado debido a que se requiere una orden judicial por la edad de Toledo. El policía involucrado se encuentra bajo vigilancia mientras  la Oficina Civil de Responsabilidad Policial lleva a cabo la investigación.

https://twitter.com/imyagirleva/status/1377766194812497924

Según las autoridades, Toledo estaba acompañado de otro sospechoso, Rubén Román, de 21 años. Ambos estaban armados y supuestamente trataron de escapar cuando llegó la policía, que abrió fuego y uno de los agentes impactó a Adam en el pecho, de acuerdo al diario Chicago Sun-Times.

Toledo perdió la vida en el lugar de los hechos y la policía incautó un arma de fuego. Los agentes detuvieron a Román, quien enfrenta cargos por resistencia de arresto.

Elizabeth Toledo, madre de Adam, recriminó la brutalidad con la que los policías abatieron a su hijo, quien aspiraba a ser policía.

“¿Por qué le disparó si hay otras formas?… Era un niño pequeño. Obviamente se iba a asustar. Estaba tan lleno de vida… Simplemente se la quitaron”, dijo Elizabeth.

Te recomendamos:

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Leave a comment