Unos 4,000 pavos fueron víctimas de las malas condiciones climatológicas en Carolina del Sur.

La familia Biggers ha sido dueña de una granja de pavos en el condado de York.

Pero recién una tormenta masiva se extendió por el área el lunes 3 de mayo por la tarde.

“Alrededor de las 12:40 sonó la alarma de tornado y me levanté de un salto y salí”, dijo Charles Biggers a WBTV. 

“Pude escuchar la lluvia o el granizo en los árboles haciendo todo tipo de ruido”.

En 30 segundos la tormenta llegó y se fue, según su relato.

“Esperaba ver que el estaño se caía del techo y tal vez algo de estaño de las paredes, pero no, las casas totalmente destruidas”, dijo.

Varios establos de pavos fueron alcanzados y dos destruidos.

“Las vacas no sufrieron daños“, dijo. 

“Pero perdimos algunos de los miles de pavos de los 24,000”.

También se arrancaron árboles y se arrojaron escombros por toda la finca.

Cuando azotó la última tormenta, las casas en las que vivían sufrieron daños.

Afortunadamente, la casa en la que se refugió salió ilesa.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Carolina del Norte, en alerta por extraño caso de un caballo con rabia

Vientos dañinos y granizo por riesgo de mal tiempo en el centro de Carolina del Norte

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Leave a comment