consejos-para-mantener-a-las-mascotas-a-salvo-durante-las-navidades-en-tiempos-de-covid-19
Siguen existiendo muchos objetos navideños que pueden significar un riesgo para sus mascotas

Aunque el número de invitados para la temporada navideña disminuya este año debido al COVID-19, siguen existiendo muchos objetos navideños que pueden significar un riesgo para las mascotas.

Por muy inofensivas que parezcan las comidas y decoraciones típicas navideñas, éstas pueden resultar peligrosas e incluso mortales para perros y gatos.

“Nuestras mascotas son naturalmente curiosas y les fascina la novedad. Éstas entienden las fiestas como un nuevo mundo para explorar, lo que podría ocasionarles enfermedades o lesiones como consecuencia”, afirma Erin Katribe, veterinaria y directora médica de Best Friends Animal Society.

“Teniendo en cuenta que muchos centros veterinarios han limitado sus horas y servicios a lo largo de esta crisis de la COVID-19, es esencial mantener sus mascotas lo más seguras posible, ya que una visita al veterinario este año será más complicada que en años anteriores”, agregó Katribe.

Así, Best Friends Animal Society (Sociedad de Animales de los Mejores Amigos) ofrece los siguientes consejos para mantener a los perros y gatos a salvo durante la primera temporada navideña en pandemia:

Sea consciente de que el exceso de ruidos y de luces puede causarles estrés. Si su mascota parece nerviosa, baje la música o considere trasladar a su mascota a una habitación más silenciosa con una luz más suave.

Evite la tentación de dar comida para humanos a los perros o gatos. Cualquier cambio en la dieta puede ocasionar indigestiones, diarrea, o síntomas más graves. Algunos alimentos que las personas deberían evitar dar a las mascotas son chocolate, uvas, cebollas, huesos de pollo, rompope y pastel navideño de frutas.

Deshágase de la basura, idealmente en un contenedor en el exterior, lo antes posible.

Plantas de Navidad como los lirios, los acebos, el muérdago, y las flores de nochebuena son tóxicas para las mascotas y deben mantenerse fuera de su alcance.

El agua estancada acumulada bajo el árbol de Navidad es un nido de bacterias que puede ser muy dañina para las mascotas. Mantenga el agua cubierta con una tela gruesa para que los animales no puedan tener acceso a ella.

Fije los cables eléctricos a la pared y asegúrese que todas las conexiones eléctricas como baterías, conectores y enchufes estén cubiertos.

Deshágase del papel de envolver, paquetes y lazos inmediatamente después de abrir regalos y coloque los juguetes infantiles fuera del alcance de las mascotas para evitar una ingestión accidental.

Asegúrese de que la identificación y el microchip de las mascotas estén actualizados por si acaso alguien deja la puerta abierta durante alguna celebración.

Algunos de los síntomas que indican que su mascota podría haber enfermado y, por tanto, debe recibir atención veterinaria inmediata, son vómitos persistentes (más de tres veces seguidas), arcadas, abdomen distendido, debilidad o incapacidad de tenerse en pie, dificultades respiratorias, cambio en el color de las encías y/o convulsiones.

Katribe anima a los dueños de animales domésticos a “tener un plan en caso de emergencia durante estas fiestas”.

“Para empezar, averigüe qué clínicas veterinarias estarán abiertas en su zona y haga una lista con sus respectivos números de teléfono para llamar en caso de que su mascota presentara síntomas”, dijo Katribe.

Zila Sanchez

Es graduada de Ciencias del Periodismo y Comunicación Social (Multimedia) de la Universidad Estatal Agrícola y Técnica de Carolina del Norte. Es miembro del cuerpo de periodistas de Report for America...

Deja un comentario