Vinnie Osborne-Brown, un niño de 10 años, murió hace tres meses por causa de un accidente que ocurrió de pronto y sin aviso.

Sin embargo, meses antes de su fallecimiento el niño tomó la decisión de donar sus órganos con el único fin de salvar más vidas a través de la suya.

La historia compartida por Fox 8 muestra cómo la familia ha recibido un gran apoyo de parte de la comunidad de Carter County, en Kentucky. Los vecinos del condado le organizaron una colecta de fondos luego de su muerte tras saber de lo ocurrido.

Las buenas intenciones de la comunidad han representado un aliciente para los familiares del joven tras su fallecimiento el 19 de agosto de 2020.

La muerte del niño fue un momento sorpresivo para la familia. El niño murió luego de que un árbol cayera sobre él y sobre su hermano mientras jugaban en casa de su abuelo en el mismo condado en el que reside la familia.

Los residentes de la comunidad de inmediato organizaron una exhibición de bicicletas y autos clásicos en la que participaron más de 100 personas que vivían a kilómetros de distancia.

El organizador de la exhibición fue Joshua Warren, un desconocido que junto a su familia condujo en su auto horas de distancia para ayudar a la familia tras el trágico incidente.

El respaldo fue tanto que la familia mencionó que los desconocidos que, en un principio les ayudaron, no son desconocidos más. Ahora son parte de la familia de Osborne-Browne.

La información en esta historia fue extraída de Fox 8.

Luis Méndez

Luis Joel Méndez González es un integrante del Google News Initiative Fellowship este 2020. Fue parte del ProPublica Emerging Reporters, así como integrante de los Latino Reporters de la Asociación...

Deja un comentario