¿Has sido uno de los que después de comer ajo o cebolla nota cómo surge un fuerte y desagradable mal aliento?

La razón por la que esto ocurre es porque las comidas aromáticas tiende a ser absorbida por la sangre hasta alcanzar los pulmones, donde se expulsa, para desagrado de muchos, a través de un olor extraño, de acuerdo con la Asociación Dental de California.

Los olores del alimento alcanzan la sangre en donde persistirán hasta que se eliminen todos los causantes del mal olor, acotó la asociación.

En el proceso de digestión el olor puede retornar por el esófago y ser expulsado al hablar. Esto no se solucionará hasta que se cepillen los dientes, se utiilice hilo dental y se enjuague la boca con detergente.

Sin embargo, existen casos en los que el mal olor es ocasionado por una infección en el seno nasal, bronquitis o cualquier otra infección en el sistema respiratorio que se puede detectar con bastante facilidad. Igualmente, por el goteo posnatal que se almacena en la parte posterior de la garganta.

El uso del tabaco también es otra fuente de mal olor común debido a el humo que se inhala y exhala.

No obstante, si usted ha comenzado a experimentar mal aliento, probablemente, por cualquiera de las razones arriba, visite un médico.

La Noticia redactó esta nota con información con la Asociación Dental de California.

Luis Méndez

Luis Joel Méndez González es un integrante del Google News Initiative Fellowship este 2020. Fue parte del ProPublica Emerging Reporters, así como integrante de los Latino Reporters de la Asociación...

Deja un comentario