La migraña es un problema de salud muy frecuente que ocasiona dolores de cabeza que varían de intensidad y en el caso de los adolescentes, esta puede afectar el normal desenvolvimiento de la vida de ellos.

De acuerdo a Healthychildren.org, en Estados Unidos hay 39 millones de personas que sufren de migraña.

¿Cuántos tipos de migrañas hay en los adolescentes?

Se describen 5 tipos que son los siguientes:

  1. Migraña con aura

Se presenta en el 25 % de los casos de migraña y se evidencian algunas alteraciones neurosensoriales caracterizadas por la aparición de síntomas tales como: alteraciones visuales  (ver destellos, puntos brillantes o formas geométricas, sensibilidad a la luz), sensibilidad al sonido y sensación de hormigueo en un lado del cuerpo. 

  1. Migraña con aura del Tronco Encefálico

La cual se origina en la base del cerebro; aparece en 1 de cada 10 personas con migraña y los pacientes refieren tener visión doble, vértigo, zumbido en los oídos, discapacidad auditiva, habla arrastrada, movimientos inestables o descoordinados y disminución del nivel de conciencia.

  1. Migraña sin aura

Esta migraña no presenta ningún síntoma que anteceda a la aparición del dolor de cabeza.

  1. Migraña abdominal

Esta migraña afecta al 4 % de los niños y se caracteriza por la aparición de un dolor de estómago que puede estar acompañado de náuseas y vómitos.

  1. Migraña crónica

Es aquélla en la que el paciente presenta síntomas por 4 horas durante aproximadamente 15 días al mes por 3 meses consecutivos y se describen trastornos del sueño, dificultad para concentrarse, mareo, ansiedad, depresión y fatiga.

Causas

Al parecer existe un componente genético. Si un hijo tiene a uno de sus padres que padezca de migraña, ese joven tiene un 50 % de probabilidad de presentar el problema y si ambos padres experimentan migraña, entonces el riesgo aumenta al 75 %.

Otro dato interesante es que las mujeres tienen más probabilidades de desarrollar migraña en la adolescencia, mientras que los hombres tienen más probabilidades de desarrollarla durante la niñez.

Algunos autores describen que puede haber algunos factores que tienen la capacidad de desencadenar la migraña tales como el estrés, ansiedad y depresión, malos hábitos de sueño o cambios en los hábitos de sueño, ejercicio y ciertos alimentos (quesos añejos, chocolate, alimentos con conservantes tales como el glutamato monosódico, carnes curadas, pescado ahumado, edulcorantes artificiales) y bebidas.

Tratamiento

Existen varias opciones que van desde el uso del acetaminofén y antinflamatorios no esteroideos, hasta la indicación de otros fármacos como: Triptanos, Dihidroergotamina, Clorpromazina y Metoclopropamida.

¿Se puede prevenir?

Por otro lado, también se recomienda hacer algunos cambios que incluyan aprender a manejar el estrés, beber de 8 a 12 vasos de agua al día, hacer ejercicio de forma semanal, ingerir comidas que sean bajas en azúcar y grasas que incluya proteínas y verduras y dormir al menos 8 horas cada noche.

Para concluir hay que decir que algo muy importante es que si usted tiene un adolescente que tenga síntomas sugestivos de migraña, debe llevarlo a un médico para atención especializada.

Dr. Carlos G. Cruz H.

Médico y columnista de semanarios en New York, New Jersey, Delaware, Pennsylvania, Connecticut, Texas, Florida y California. Conductor de “Mente, Cuerpo y Alma” wtcradio.net, canal 2, los viernes...

Deja un comentario