En sus redes sociales puede ver que un gran número de familias posee una mascota. También, puede observar que éstas son consideradas otro miembro de la familia. Llega un momento durante la vida de los niños en el que se interesan por incorporar un animal a su vida diaria. Diferentes estudios demuestran los beneficios que trae consigo el tener una mascota en casa, tanto para los más grandes como para los más pequeños. A continuación se presentan algunos de ellos:

1. Aumento del autoestima:
Experimentos realizados por psicólogos de la Universidad de Miami y de la Universidad de Saint Louis afirman que el tener una mascota ayuda al desarrollo y al afianzamiento de las habilidades sociales. Esto se traduce en una buena autoestima y el desarrollo de una personalidad sana. Las mascotas constituyen una compañía incondicional para adultos y niños. Las habilidades sociales que se desarrollan a través de la interacción con una mascota, son transferibles a las relaciones interpersonales. En general, las personas que mantienen una relación estrecha y sana con sus mascotas, también lo hacen con las personas significativas de su entorno.

2. Mejoramiento de la salud física de todos los miembros de la familia:
Generalmente, el tener una mascota aumenta las probabilidades de desarrollar actividades físicas y al aire libre. Así mismo, estudios revelan que el contacto, desde los primeros años de vida, con mascotas como perros gatos o animales de granja podría reducir el riesgo de sufrir alergias y asma. Sin embargo, esto no garantiza que a lo largo de la vida no se puedan desarrollar estas condiciones. El Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos afirma que el tener una mascota ayuda a la disminución de la presión sanguínea y a bajar los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre. Lo anterior, se traduce en una mejoría general de la salud física.

3. Reducción de los niveles de estrés y ansiedad:
Estudios conducidos en la Universidad de Tel Aviv, vinculan el contacto con animales con la reducción de los niveles de estrés y ansiedad. Así mismo, investigaciones del Centro de Investigaciones para la Interacción de Humanos y Animales de Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Missouri, vinculan la interacción de animales con la producción de oxitocina. Lo anterior, se traduce en personas más felices y seguras.

4. Desarrollo de habilidades y de la responsabilidad:
El tener una mascota además de traer beneficios, trae consigo una serie de responsabilidades. Estas pueden ser compartidas por todos los miembros de la familia. Los más pequeños pueden cumplir con ciertas tareas relacionadas con el cuidado de la mascota como rellenar el plato de agua y comida. Luego, las responsabilidades pueden ir en aumento de acuerdo a la edad de los niños. En este sentido, pueden pasear a la mascota, peinarla, limpiar sus desechos y cuidar de su higiene.
Además provee la oportunidad de cuidar a otro ser vivo, lo que puede ayudar a desarrollar patrones de crianza a través de tareas del día a día. El compartir los quehaceres relacionados al cuidado de la mascota, es una excelente manera de hacer que los miembros de la familia pasen tiempo juntos. Esto puede ayudar al fortalecimiento de lazos familiares y del sentido de pertenencia.

Aunque tener una mascota trae consigo numerosos beneficios, es importante conocer todas las responsabilidades que conlleva. Las mascotas son seres vivos que necesitan de cuidado y atención. Las visitas regulares al veterinario, una dieta correcta y balanceada es necesaria para mantener su salud. Es importante supervisar el contacto de los niños con las animales para evitar posibles accidentes, y tomar en cuenta las características de su familia y de su hogar antes de pensar en adoptar una mascota, para definir cuál de ellas sería la más adecuada de adoptar.

Para más información consulte: MedlinePlus

Adriana Silveira

Licenciada Summa Cum Laude en educación preescolar con 6 años de experiencia como maestra y psicopedagoga. Egresada de Artes Culinarias con 3 años de experiencia como sous-chef y una especialización...

Deja un comentario