como-se-vive-en-paz-9-consejos-para-conseguirlo

La Paz es un valor que requiere cultivarse. Cuando hablamos de ese concepto lo primero que viene a la mente es su contrario: la guerra. Pues bien, vivir en paz es entonces encontrar la calma y una ruta pacífica de convivir.

Ahora bien, esto va mucho más allá. Paz no solo es tener buenas relaciones con los demás. También es estar en conexión positiva con Dios, pero además en armonía consigo mismo. Por ello, es un proceso que comienza desde adentro, pero se expresa hacia el exterior.

 

Consejos para vivir en paz

1. Reflexionar

Saber qué significa la paz para uno mismo es lo primero. El momento de reflexión regala la oportunidad de saber lo que somos, lo que queremos ser, cuál es nuestro modo de vida y convicciones. De esta manera resolveremos nuestros propios conflictos internos. No es un acto de una sola vez sino de diario. Se cultiva hablando con uno mismo, con Dios y con las personas que nos guían espiritulmente.

 

2. Amar

Tener afecto por las personas y el entorno que nos rodea nos encamina a vivir en paz. Cuando damos amor se multiplica la energía positiva. Y amar se da en muchas formas, con amabilidad, un abrazo, una sonrisa, agradecimiento, compartir, una conversación amena. El amor es una medicina universal.

 

3. Tolerar

Podría decirse que esta es la base de vivir en paz. Comprender la diversidad, tolerar las diferencias y respetarlas de forma consciente son, indudablemente, las formas más genuinas de cultivar las relaciones.

4. Perdonar

El egoísmo, la venganza y el orgullo llenan el alma de sentimientos negativos con los que no se puede vivir en armonía. Por el contrario, el perdón libera, sana y reconstruye.

5. Ayudar

Mirar las debilidades de los de afuera y ponerse en los zapatos de los demás nos abre la mente a encontrar una forma de ayudarlos. Todos tenemos una mejor y una peor versión de sí mismos, pero cuando queremos vivir en paz cada persona puede hacer la diferencia, desde su riqueza o su pobreza, aportando lo que el mundo necesita para ser mejor.

 

6. Controlar la ira

No existe manera de conectarse con el mundo, consigo mismo ni con Dios cuando gritamos. Tener control de las emociones negativas es importante para lograr una actitud pacífica, la paz interior y las mejores relaciones con nuestros semejantes. No dejarse llevar por la ira nos ayuda a comunicarnos mejor, comprender y negociar.

 

7. Cambiar

En ocasiones podemos desviarnos del camino, pero siempre tendremos la posibilidad de cambiar. En ocasiones nuestros demonios se antemponen a las creencias y nos olvidamos de la ruta espiritual. Es allí donde la voluntad de cambiar interviene, pues sí es posible hacerlo con determinación.

 

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com

Deja un comentario