Este es uno de mis platos preferidos, por su versatilidad de sabores integrándose fácilmente a ellos, la facilidad de preparación y lo nutritivo que puede llegar a ser según los ingredientes que utilices. Hoy vamos a preparar un rico risotto con champiñones.

Lo podemos consumir como único plato, o en menor cantidad como un buen acompañante de una comida en base a carne blanca, rosada o blanca.

A disfrutar de este otro plato exquisito.

Listos para prepararlo? ¡Vamos adelante!

Ingredientes para 2:

1 taza de champiñones 

1 taza de arroz

2 cucharadas de aceite de oliva

2 dientes ajo

1 cebolla

2 tazas de caldo de carne o pollo

1 cucharada de mantequilla

½ taza de vino blanco para cocinar (opcional)

2 cucharadas de queso parmesano rallado

Sal y pimienta negra molida al gusto

Preparación del risotto de champiñones:

    1. Primeramente comenzamos con la preparación del caldo, el cual puede ser que ya tengas preparado en el refrigerador o comprado para la ocasión. A mi me gusta almacenar los caldos que quedan de la preparación de otras comidas, como por ejemplo un pollo o carne hervidos. Siempre son útiles además de sanos.
    2. Calentamos el caldo en una olla a fuego lento.
    3. Tomamos los champiñones y luego de lavarlos bien bajo el grifo, procedemos a cortarlos en finas rodajas. Reservamos.
    4. Picamos finamente la cebolla y en finas rebanadas los ajos.
    5. En un caldero o una olla colocamos a fuego lento 1 cucharada de aceite de oliva y los ajos. Esperamos 3 minutos a que éstos impregnen con su sabor el aceite y agregamos la cebolla finamente picada. La dejamos hasta que caramelice. 
    6. Agregamos los champiñones y mezclamos bien todos los ingredientes y dejamos por 3 minutos.
    7. Inmediatamente incorporamos el arroz para que se integre con el sofrito. Dejamos que se cocine por 2 minutos más y agregamos el vino blanco (opcional). Subimos el fuego a temperatura media y esperamos a que el alcohol se evapore.
    8. Bajamos al fuego y comenzamos a agregar 2 cucharones del caldo hasta cubrir el arroz, y revolvemos hasta que se consuma.
    9. Repetimos esta acción y continuamos ese proceso hasta que el caldo comience a consumirse más lentamente. Aproximadamente en 20 minutos.
    10. Cuando el arroz se vea cocinado y  esté cremoso, agregamos la mantequilla, la otra cuchara de aceite de oliva, el queso parmesano  y mezclamos bien todo. 
    11. Apagamos el fuego y dejamos reposar por 5 minutos.

Servimos y podemos complementar los aderezos en la mesa con más queso parmesano, aceite de oliva, sal, pimienta negra, a gusto de cada comensal.

Disfruta de este delicioso y sano plato.

Bon appetite! 

José Ameijeiras

Publicista. Transitando como hobby un espacio afín a mi carrera: la Cocina. Un ambiente fértil para la creación, inspiración, potencia los sentidos con los aromas, sabores, colores.

Deja un comentario