Con un aumento en las vacunas COVID-19 en el país, muchos han experimentado efectos secundarios. Estos suelen ser temporales y una respuesta normal de las vacunas. 

Entre los principales efectos que han experimentado los vacunados son dolor de cabeza, fatiga y fiebre. Otro efecto secundario es la inflamación temporal de los ganglios linfáticos, como los situados debajo de los brazos. Estos son síntomas de que el sistema inmunitario se está acelerando.

Pero esta rápida respuesta del sistema inmunitario tiende a debilitarse con la edad. Es por eso que las personas más jóvenes reportan más efectos secundarios que los adultos mayores. Además, algunas vacunas provocan más reacciones que otras.

Aún así, cada cuerpo reacciona de una forma distinta. Si usted no sintió nada un día o dos después de recibir las dosis, esto no significa que la vacuna no esté funcionando.

“El día después de recibir estas vacunas, yo no planearía nada que fuese una actividad física extenuante”, recomienda el Dr. Peter Marks, jefe de vacunación de la FDA. Él reporta que sufrió de fatiga tras recibir la primera dosis.

Esto es lo que está ocurre en el cuerpo después de recibir vacunas COVID-19 

  • El sistema inmunológico tiene dos brazos principales y el primero se activa tan pronto el cuerpo detecta un intruso extraño. 
  • Los glóbulos blancos se dirigen al lugar, generando una inflamación responsable de los escalofríos, el dolor, la fatiga y otros efectos secundarios.
  • La vacuna también activa la segunda parte del sistema inmunitario, la que proporciona la protección real frente al virus al producir anticuerpos.

Aún se investiga por qué algunos presentan efectos secundarios graves

No todos los efectos secundarios son leves. Un pequeño porcentaje de quienes recibieron las vacunas de AstraZeneca y Johnson & Johnson, reportaron un tipo inusual de coágulos de sangre. Algunos países reservaron estas dosis para adultos mayores, pero los reguladores afirman que los beneficios que ofrecen siguen superando a los riesgos.

Algunos también sufrieron reacciones alérgicas severas ocasionales. Ese es el motivo por el que se le pide que espere durante unos 15 minutos después de recibir cualquiera de las dosis, para asegurar que cualquier tipo de reacción se atienda rápidamente.

Por último, las autoridades están tratando de determinar si la inflamación cardíaca temporal que puede desarrollarse podría ser un efecto secundario tras recibir una vacuna de ARN mensajero, como la Pfizer y Moderna. 

Las autoridades sanitarias no pueden determinar aún que haya una relación, pero ya están monitoreando un pequeño número de reportes, la mayoría en hombres adolescentes o adultos jóvenes.

Después de que se hayan administrado cientos de millones de dosis de vacunas en todo el mundo y de los intensos controles de seguridad, se han identificado pocos riesgos graves en las vacunas anti COVID-19.

Con información de The Associated Press

Paulina Martinez

Escritora de profesión y vocación. Especialista en temas de estilo de vida, blogger y amante de los viajes. pmartinez@lanoticia.com

Leave a comment