El futbolista Christian Eriksen se desplomó en plena cancha en el juego entre Dinamarca y Finlandia de la Eurocopa 2021.

El partido se paralizó por completo a menos de cinco minutos del descanso. 

Cuando atacaba el equipo danés, Eriksen, una de sus estrellas y perteneciente al Inter de Milán, cayó desplomado al suelo de forma repentina y sin ningún contacto con algún rival

El árbitro paró el encuentro al instante y los servicios médicos accedieron al terreno de juego a gran velocidad.

Las imágenes llegaron en vivo puesto que las cámaras estaban justo en dirección a Eriksen

Durante ese pequeño lapso de tiempo, los compañeros de Eriksen corrieron en su ayuda intentando que respondiera.

Hasta que los médicos llegaran a la otra punta del terreno de juego. 

El jugador estaba sin conocimiento y con la mirada perdida.

Finalmente, los paramédicos comenzaron a intentar renaminar al jugador. 

Y arrancaron la camiseta al mediocampista para que reaccionara a través de una RCP.

Se pospuso el juego debido al problema de Christian Eriksen

Así, se determinó que el partido que disputaban ambas selecciones por el Grupo B de la Eurocopa 2020 —o 2021, debido a la pandemia— fue suspendido.

La decisión fue tomada por las autoridades en el encuentro y comunicada a través de las redes sociales del torneo.

El poner punto final al juego fue la determinación más lógica ante el dramatismo que se vivió dentro del campo de juego luego de lo ocurrido con Eriksen.

Minutos más tarde, tras la emergencia médica que involucró al jugador danés se dio una reunión de crisis con ambos equipos y árbitros y se comunicará más información posteriormente.

En tanto, la UEFA comunicó que el jugador ha sido trasladado al hospital y se ha estabilizado.

La Federación Danesa confirmó que Eriksen estaba estable, por lo que se confirmó que el juego se reanudaría en punto de las 14:30 horas ET.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Muere Terrence Clarke de 19 años, una tragedia en el mundo del baloncesto

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario