La pelea más importante en la historia del boxeo británico se cocina a fuego lento, pero ya cuenta con los dos principales ingredientes, Anthony Joshua y Tyson Fury, dos campeones de peso completo que dan la sazón perfecta para un platillo que se disfrutará hasta 2021.

Este miércoles, el agente de Joshua, Eddie Hearn, dio un adelanto de la noticia que más tarde confirmó el próximo rival de su representado.

“Es justo decir que (Joshua y Fury) están de acuerdo con respecto a los términos financieros de la pelea. Hemos estado hablando con MTK (equipo que maneja a Fury), dándoles la garantía de que aprobamos todos los detalles”, comentó Hearn a Sky Sports.

Antes de que este magno evento se lleve a cabo, Tyson Fury tiene un compromiso pendiente, la tercera pelea con Deontay Wilder, a quien le quitó el cinturón de peso completo del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

“Es oficial, Fury vs Joshua, acordada para el próximo año. Primero tengo que aplastar a Deontay Wilder, luego aniquilaré a Anthony Joshua. Muchas gracias a Daniel Kinnerhan por hacer esto posible” declaró el Fury a través de su cuenta de Twitter.

A causa del coronavirus, Anthony Joshua también tuvo que posponer su pelea reglamentaria del 20 de junio contra el búlgaro Kubrat Pulev.

Joshua cuenta con tres cinturones de peso pesado: Organización Mundial de Boxeo (OMB), Federación internacional de Boxeo (FIB) y Asociación Mundial de Boxeo (AMB). Que fueron arrebatados momentáneamente por el mexicoamericano Andy Ruíz.

Si ambos boxeadores conservan su títulos después de sus combates pendientes, se pelaría por un campeonato unificado de peso pesado por primera vez en 20 años.

Ambas partes estarían de acuerdo en llevar a cabo el combate en Arabia Saudita, o en algún otro lugar de la península arábiga.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Leave a comment