Charlotte – Un trabajador de la construcción se salvó de ser llevado por agentes de Inmigración, no así tres de sus compañeros, luego de ser parados la mañana del , cuando se dirigían a su trabajo.

Me siento afortunado que no me llevaran, pero también me siento mal por mis compañeros, ellos como yo solo vinimos a trabajar, dijo Víctor García a La Noticia.

Eran cerca de las cuando el grupo de trabajadores viajaba en una van blanca por Albemarle Road, en Charlotte, que era conducida por Domingo, un inmigrante mexicano con residencia permanente que prefirió no dar su nombre completo.

Acababa de recoger al último del grupo y cuando salía de los apartamentos cercanos al DMV, pasé frente a una camioneta y enseguida prendió las luces. Pensé que era la policía y me orillé, contó Domingo.

En el vehículo viajan también los salvadoreños Kelvin Urias Palacios, y José Roberto Calles, y el mexicano Elías Palacios.

Domingo cuenta que se acercó un agente que le pidió su licencia de manejar, y luego de preguntarle cuántos más iban con él, solicitó que abrieran la puerta lateral y les pidió a todos los pasajeros sus identificaciones.

El único que no tenía ID era Roberto y fue al primero que le ordenaron bajarse, en una tablet le tomaron las huellas y lo hicieron subir de nuevo, así hicieron con todos. Luego me pidieron papeles y se llevaron mi residencia para chequearla, contó Domingo.

Dijeron que buscaban a alguien, pero nunca mostraron un documento, o una foto. Creo que eso es solo una excusa que usan, porque yo no cometí ninguna infracción y la camioneta está a nombre de la compañía, añadió el trabajador.

Lo dejan ir por no tener récords

Después de unos minutos los agentes regresaron con los documentos y ordenaron bajar a los trabajadores y se llevaron a tres, excepto a Víctor. Les pregunté cuál era el problema, y me dijeron que tenían órdenes de deportación, porque los agarraron al entrar y que Elías tenía también una orden de arresto de Texas, comentó.

Víctor dijo que los agentes le preguntaron si había cometido algún delito, y les dijo que no, pero si apareció en sus récords que había salido voluntariamente luego de entrar al país en 2004. Dijeron que no me llevarían porque estaba limpio, señaló el mexicano.

Ese día ni Domingo ni Víctor fueron a trabajar, quedaron impactados por lo ocurrido. Los tres detenidos, fueron trasladados a la cárcel del condado York, en Carolina del Sur, y luego fueron llevados al Centro de Detención, en Charleston, en ese mismo estado.

Consultamos varios abogados, pero todos dicen que no hay nada que se pueda hacer por ellos, no están dando fianzas, a menos que tenga hijos aquí o estén casados con una ciudadana, explicó Domingo.

El arresto de los tres inmigrantes, hizo parte de un operativo del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) para remoción de fugitivos que reingresaron ilegalmente al país y sujetos con récords criminales, que se realizó en seis estados, incluido Carolina del Norte.

Leave a comment