A pesar de que todavía existen algunos peligros, gracias a los altos niveles del agua y la saturación del suelo tras el paso de la tormenta subtropical Alberto a finales de mayo, se iniciaron las labores para evaluar los daños y limpiar los caminos en diferentes puntos de las montañas en Carolina del Norte.

Este fin de semana tuvieron lugar las primeras evaluaciones de impacto por parte de las autoridades en los condados afectados, y el fin de semana se llevará a cabo el mismo procedimiento por parte de equipos federales de evaluación de daños.

Este proceso es el primer paso para determinar qué tipo de ayuda se va a necesitar para la recuperación de los residentes afectados y qué tipo de programas de asistencia, estatales y federales, están a disposición para tales efectos.

“Con el cese de las lluvias, las comunidades que fueron duramente afectadas pueden empezar a limpiar y tener una mejor idea de cuáles fueron los daños, para poder ayudarlos a recuperarse”, comentó el gobernador Roy Cooper.

El gobernador decretó un “estado de emergencia” en 33 condados del oeste de Carolin del Norte.

Las autoridades de transporte estatal solicitan a los conductores que sigan siendo cautelosos al momento de conducir, y pidieron tratar de evadir vías enlodadas, que son más susceptibles a deslizamientos de tierra.

Valeria Reglá

Consultora comunicacional con 6 años de experiencia en estrategia digital y comunicación política, institucional y mediática. Licenciada en Estudios Liberales en la Universidad Metropolitana, Venezuela,...

Leave a comment