Raleigh- Una ley que entrará en vigencia este primero de octubre en Carolina del Norte genera temor entre los profesionales del volante (en su mayoría pertenecientes a minorías), quienes miran en peligro su trabajo.

El gobernador Roy Cooper firmó el 20 de julio la ley HB 501, un proyecto aprobado por la Asamblea General del estado a finales de junio. De seis páginas y tres secciones, entre otras cosas, modifica los límites contemplados en el seguro de responsabilidad civil de los taxistas, lo que como consecuencia aumentaría el valor de dicho seguro entre un 200 % y 300 %.

Más de doble

Según está estipulado en la ley, la cobertura relacionada con la muerte o herida de una persona en un accidente subirá de $30,000 a $100,000; de dos o más personas de $60,000 a $300,000 y la relacionada con los daños a la propiedad de $25,000 a $50,000.

“El pago del seguro depende del récord de cada conductor, pero actualmente puede rondar entre los $180 y $250 mensuales. Con esta ley eso puede cambiar de $400 a $500”, dijo a La Noticia, Edi Alonso, propietario de un vehículo afiliado a la compañía Amigo Taxi en Raleigh.

Alonso indicó que bajo estas condiciones, sumado a los costos relacionados con la operatividad del vehículo, tendría que “dormir en el taxi”, ya que debería de trabajar más de 17 horas diarias. “Tendría que producir cerca de $1,500 al mes, sin contar con el mantenimiento del carro y sin ninguna ganancia”, indicó.

Temen desempleo

Según indicaron los administradores de las compañías de taxi a La Noticia, esta nueva ley los tomó por sorpresa y se enteraron hace dos semanas cuando el inspector de la ciudad les entregó la notificación.

“No nos dieron tiempo de prepararnos”, mencionó Edwin Romero, administrador de Amigo Taxi. “Nos informaron la semana pasada. Entendemos que la suban, pero no de esta manera. Con seguridad, esto obligará a muchos a retirarse, no solo a los conductores sino a las compañías”, indicó.

Romero señaló que la Asamblea General del estado tomó esta determinación sin escuchar a los taxistas y aprobó una ley que solo los afecta a este gremio y no a otras compañías privadas que ofrecen este tipo de servicios como Uber. “No sabemos por qué lo hicieron así”.

Piden una enmienda

En Raleigh funcionan cerca de 80 compañías de taxis, que según Lee Chruchill, portavoz de la industria del taxi son de propiedad de minorías. “No estamos siendo tratados con respeto e igualdad”, mencionó. “El 98 % de la industria del taxi está conformada por minorías”.

Por ejemplo, en Amigo Taxis hay 90 vehículos de los cuales el 60 % de los conductores y propietarios son latinos. El resto pertenece a personas de otras minorías.

Por el momento, las compañías de taxi están buscando la manera de reunirse con los legisladores en sus distritos para ver si pueden enmendar la ley o al menos aplazar la entrada en vigencia.

“Es muy complicado porque esta ley ya fue aprobada, sin embargo estamos trabajando a ver que otra cosa podemos lograr”, concluyó.

 

Paola Jaramillo

Comunicadora Social y Periodista colombiana con más de dos décadas de experiencia en producción de televisión, comunicación organizacional y medios impresos. Su trabajo como editora y reportera ha...

Deja un comentario