Netflix ha hecho que la serie “The Crown” ponga en boca de todos a distintos personajes de la realeza, desde la Reina Isabel, Lady Di y también al Príncipe Carlos de Gales, quien es el heredero al trono.

Y es este personaje de la realeza quien levantó polémica en la serie, no sólo por mostrarlo como un “niño malo”, malcriado y que engañaba a Lady Di durante su matrimonio, sino también, por la forma en que la familia real lo ha protegido a lo largo de los años.

¿Quién es el Príncipe Carlos de Gales, el heredero al trono británico?

Pero la vida del Príncipe Carlos de Gales va mucho más allá de lo exhibido en “The Crown”. Desde niño, Carlos tuvo una infancia muy diferente a los demás chicos, ya que sus padres fueron poco afectuosos con él.

Pocos saben que la relación que el príncipe de Gales tenía con sus padres, la reina Isabel y el duque de Edimburgo, cuando era niño no era del todo satisfactoria e incluso los llevó a un distanciamiento en ciertos momentos.

Además, Carlos se enteró que su padre prefirió jugar Squash que ver el nacimiento de su primogénito y el día que vio al pequeño infante por primera vez, dijo que parecía “un pudín de ciruela”

“¿La única muestra de amor que aprendió de sus padres? Estrechar la mano”, dice  Ingrid Seward, una autora que escribió una biografía detallada de Carlos.

Es el heredero al trono británico

Cuando la Reina Isabel ascendió al trono de Inglaterra en 1952, Carlos pasó a ser el heredero número uno en el reinado, pero sus padres poco cuidaron de él y eso siempre lo reprochó.

Isabel II solía dejar a su hijo en manos de sus niñeras, ellas tuvieron las únicas muestras de cariño que conoció en vida y que hasta la fecha agradece.

Carlos era el mayor de cuatro hermanos, Ana, Andrés y Eduardo, los cuatro fueron casi abandonados por su madre, ya que tenía numerosos compromisos y prefería darle prioridad a la corona que a su familia.

Esto afectó de grande la forma de relacionarse del Príncipe Carlos, quien navegó gran parte de su vida introvertido y sin grandes reflectores como otros integrantes de la familia real.

Si Carlos asciende a Rey, no habría reina

Con más de siete décadas encima, Charles Philip Arthur George Mountbatten Windsor, es el heredero al trono más longevo que ha existido en la historia de Inglaterra.

Carlos se graduó en Artes (Trinity College), sirvió en la Royal Navy apenas cinco años, y ocupó su largo ocio en causas humanitarias.

Su ascenso dependerá de dos situaciones, una, que la reina abdique o que perezca. En caso de no querer la corona, su hijo William será rey.

Además, si Carlos asciende como rey, no habrá una reina como tal en el trono, ya que Camilla Parker Bowles no es considerada con un título que pueda ser equiparable para ser elegidad como monarca.

Recordemos que Camilla ha sido su amante desde mucho tiempo atrás, incluso cuando Carlos estuvo casado con Lady Di y contrajo nupcias con ella desde el 2005.

Camilla era católica y Carlos, anglicano, por lo que la familia real nunca estuvo de acuerdo en este matrimonio.

El Príncipe no es como lo pintan

Por otra parte, Carlos no es perfecto, muchos lo catalogan como maniático, envidioso, adicto al lujo, extravagante.

Incluso hay una anécdota, donde llegó a una casa de campo con un camión de mudanzas y en el interior estaba la recámara de él y Camilla para pasar el fin de semana, no faltaba ni un cajón.

Además, Carlos tiene hábitos fuera de lo peculiar, no usa teléfono celular, ama unos zapatos que tienen 50 años de edad, hierve los huevos durante cuatro minutos exactos y es mago, aunque no muy bueno.

Esto es Carlos, un Príncipe que parece más un ser humano extravagante y que gusta del lujo, ese, que tiene gracias a que es heredero legítimo del imperio británico.

Emmanuel Gutiérrez

Lic. Comunicación Social. Amante del periodismo, redes sociales, música, techno, deportes y videojuegos. La comunicación es el primer paso para llegar a un acuerdo. egutierrez@lanoticia.com

Deja un comentario