Instagram necesitará saber si los padres están de acuerdo con el lanzamiento de una versión "kids" para niños menores de 13 años.

En medio de preocupaciones por la vulnerabilidad de los más jóvenes la red social prefirió suspender temporalmente sus planes. Adam Mosseri, director de Instagram, anunció que la postergación permitirá a la compañía

"consultar con padres, expertos, funcionarios públicos y reguladores, para escuchar sus inquietudes y para demostrar el valor y la importancia de este proyecto para los preadolescentes".

¿Qué hay de malo en un Instagram kids?

Un reporte del diario Wall Street Journal hizo eco de que Facebook sabía que el uso de Instagram por parte de algunas adolescentes causa ansiedad y otros problemas de salud. Sin embargo, el desarrollo de Instagram para una audiencia más joven se encontró con un rechazo más amplio casi de inmediato.

Josh Golin, director ejecutivo del grupo de defensa digital para niños Fairplay, instó a la compañía a desconectar permanentemente la aplicación.

"Instamos a Facebook a que use esta ‘pausa’ para realmente interactuar con los expertos independientes en desarrollo infantil que comprenden cómo Instagram socavará el bienestar de los niños pequeños", dijo en una declaración preparada.

No existe apoyo para la red social dirigida a menores

Facebook anunció el desarrollo de Instagram para niños en marzo. Dijo en ese momento que estaba "explorando una experiencia controlada por los padres". El rechazo fue casi inmediato. En mayo 44 fiscales enviaron una carta al director general Mark Zuckerberg donde le solicitaron abandonar el proyecto, citando el bienestar de los niños.

Citaron un mayor acoso cibernético, una posible vulnerabilidad ante los depredadores en línea y un "récord accidentado" de Facebook para proteger a los niños. La empresa enfrentó críticas similares en 2017 cuando lanzó la aplicación Messenger Kids, promocionada como una forma para que los niños conversen con familiares y amigos aprobados por los padres.

Los padres tendrán la palabra

Instagram cree que es mejor que los menores de 13 años tengan su propia plataforma con sus propios contenidos, dijo Mosseri. Así funcionan TikTok y YouTube que ya tienen versiones para ese grupo de edad.

"Creemos firmemente que es mejor para los padres tener la opción de darles a sus hijos acceso a una versión de Instagram diseñada para ellos —donde los padres pueden supervisar y controlar su experiencia— que confiar en la capacidad de una aplicación para verificar la edad de los niños", escribió.

Instagram para niños estaría destinado a personas de entre 10 y 12 años, no a menores. Requerirá el permiso de los padres para unirse, estaría libre de anuncios e incluirá contenido y funciones apropiados para la edad. Los padres podrán supervisar el tiempo que sus hijos pasan en la aplicación. También quién puede enviarles mensajes, quién puede seguirlos y a quién pueden seguir.

Mientras se pausa el trabajo en Instagram Kids, la compañía expandirá las herramientas de supervisión parental optativas a las cuentas de adolescentes de 13 años o más. En los próximos meses se darán a conocer más detalles sobre estas herramientas, dijo Mosseri.

Desarrollado por La Noticia con información de AP.

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com

Deja un comentario