La nueva versión musical de “Cinderella” ("Cenicienta"), protagonizada por Camila Cabello y Nicholas Galitzine, es apta para el mundo actual. Sí, hay ratones que se convierten en lacayos, un baile y vestidos de princesa impresionantes, pero todo lo demás suena como recién salido de las noticias.

Camila Cabello como Cenicienta cambia la historia

Una diferencia importante según la directora Kay Cannon es que Cenicienta aprende a salvarse a sí misma, "no tiene que ser rescatada".

Otra de las grandes diferencias es que conocemos el verdadero nombre de Cenicienta: Ella. Es a través de Ella que conocemos la importancia de seguir los sueños y no dejar que sean otros los que decidan nuestro destino.

La protagonista vive en un pueblo multicultural, con personas de todos los colores y orígenes. Esto era algo que buscaba la directora al plasmar esta fantasía.

"Quería que tuviera una vibra tradicional, pero que fuera absolutamente multicultural, incluso al nivel de los bailarines", dijo Cannon. "Cantidades iguales de blancos, negros, indios, árabes".

La película fue filmada en Inglaterra en locaciones reales como el Palacio de Blenheim de 300 años de antigüedad. Ahí es donde vive el rey Rowan, interpretado por Pierce Brosnan, quien anhela que su hijo, el príncipe Robert (Galitzine), encuentre una princesa que le ayude a expandir su poder.

El gran ego de Rowan termina colmando la paciencia de su reina (Minnie Driver). Para reconciliarse, él le lleva una serenata, pero una mosca se interpone en su camino volando cerca de su oreja.

"Sí canto, ¡tengan cuidado!", dijo con humor Brosnan. "Se nos ocurrió esta canción más bien ridícula y a capela que le canto a mi esposa, la reina. Y sí, es verdad, en una de las tomas una mosca real entró volando a la toma, así que tuve ese chiste de a gratis".

La música, pieza principal en Cinderella

Cannon quería que la música de “Cinderella” estuviera perfectamente entrelazada con la acción en la historia y ayudara a contarla.

La banda sonora incluye canciones originales interpretadas por Menzel, una veterana actriz de Broadway que saltó a la fama como intérprete del tema principial de “Frozen”, y Cabello, una estrella pop con éxitos como “Señorita” y “Havana” tras su paso por el quinteto de chicas Fifth Harmony.

La maldad y magia clásicas perduran con ajustes

Por otro lado, la cruel madrastra, interpretada por Idina Menzel, se mantiene en esta versión. Incluso tiene un papel más prominente, pues conocemos de su vida antes de ser viuda y de los temores que la llevan a querer que sus hijas se casen con un hombre pudiente.

"Pudimos jugar mucho con cuánto queríamos interpretar esa especie de arquetipos que se han establecido en Cenicienta", dijo Menzel.

Y no habría "Cinderella" sin un hada madrina. En esta versión es un hada no binaria, interpretada por Billy Porter.

"Me quedó claro que estábamos rompiendo el molde intencionalmente", dijo Porter sobre la creación de su personaje. "Tratamos de quitar el género de la conversación y reemplazarlo con magia. La magia es igual al amor, y la magia y el amor no tienen género... Eso es lo que espero que sientan y vean en pantalla".

Junto con la diseñadora de vestuario Ellen Mirojnick, Porter trabajó para crear atuendos que reflejaran la fluidez de género de su personaje. El resultado es un conjunto de vestido abierto con una gran solapa con brillantes, pantalón y con botas de tacón en tonos naranja y dorado que recuerdan a las mariposas monarca. El conjunto va rematado con un enorme collar de brillantes.

El vestido de Ella también tiene mucha magia. Para lograrlo, el hada aprovecha un árbol con delicadas flores rosa pálido. Pero cuando le hace sus zapatillas de cristal con tacón para el baile con el príncipe, Ella le pregunta si los puede hacer más cómodos. El hada le responde que incluso la magia tiene límites y los zapatos de mujer son así. Porter está a favor de los tacones para ocasiones especiales.

"Soy una Cenicienta moderna porque he seguido todos los sueños que he querido lograr y todos se están volviendo realidad al mismo tiempo", dijo. "Soy la prueba viviente de que cuando hablas con luz hacia ti mismo ocurren cosas mágicas".

Desarrollado por La Noticia con información de AP.

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com

Deja un comentario